Weber firmó, y ahora ¿cómo sigue?

Tal como lo previmos hace un par de semanas atrás, Weber renovó su permanencia con Red Bull, era impensable que, con dos triunfos y discutiendo el campeonato con posibilidades ciertas y concretas de obtenerlo, decidiera cambiar de asiento; tampoco era razonable pensar que Red Bull le dejase escapar, ha recuperado su nivel, el que nunca fue brillante pero que al equipo le ha servido.

El problema ahora es el otro coche: empecemos el análisis por Red Bull: con Vettel si tiene un piloto que se destaca, no es un simple conductor de coches de carreras y que en esa tarea se muestra mas o menos eficiente, en él tienen un bicampeón y que, si le dan un coche competitivo, va a llegar a más.

Por el lado del piloto: ¿hay otro equipo que le brinde la posibilidad del tricampeonato? , puede haberlo, pero que además lo trate como el piloto de punta, ahí ya no; por esto creo que no está lejos la ratificación del equipo como está para el 2013; falta un DETALLE: el precio, aunque Vettel debiera estar satisfecho, no cobra poco, pero……euros son euros.

Hay dos pilotos que están disconformes con sus resultados, Button y Rosberg( aunque obtuvo su primer GP con Mercedes), pero quién puede ofrecerles mejor potencial, donde están, a pesar del mal momento, tienen futuro, además contratos muy bien remunerados.

Coches apetecibles: William y Sauber, mostraron competitividad, pero tienen serios problemas con la calidad de sus pilotos y con su organización; pero hay dos detalles a tener en cuenta, un corredor con una trayectoria ya definida, ir a lidiar con ese desorden, no es fácil lograrlo y por el lado del equipo, privilegian el aporte dinerario a la calidad del piloto; por ende todo es previsible, hasta la renovación a quien tiene apellido pero no calidad conductiva, en definitiva eso poco importa, también tiene dólares.

Y queda Ferrari, una potencial plaza libre; Massa no es el mismo que el que era, el accidente en el que salvó su vida y su ojo de milagro lo afectó, y no es para menos, y eso se nota más este año en el que se le exige al piloto mas velocidad que la que tiene su coche, eso es Alonso, no Massa.

En paralelo, se sabe que hay un excelente corredor disconforme con su equipo, no está cómodo, es muy rápido, eficiente, no comete errores y sabe corregir su coche, es disciplinado y acompañaría muy bien a Alonso, iría atrás, pero no varios puestos sino pegado a los escapes del español, además, manejando una Ferrari, ganó un título cuando nadie lo esperaba; Ferrari, Alonso, Raikkonen: ¡que trío a derrotar!.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario