7 Puntos (Crónica del GP de China)

Luego de ver la genialidad de Fernando Alonso en Fuji, llega la penúltima válida por el campeonato mundial de Formula 1, esta vez en el aún nuevo trazado de Shanghái.

A pesar de que se preveía lluvia para la carrera, esta no llegó y en lo personal hubiera sido un buen condimento, ya que de principio a fin, dicho GP no presentó emociones, como las que las últimas carreras nos dejaron.

Esta era la carrera en la que tanto Lewis Hamilton como Felipe Massa darían un paso importante en la cristalización del campeonato, pero la suerte jugó a favor del Ingles que con un inalcanzable Mclaren ahora se encuentra a 7 puntos de ventaja sobre el Brasileño, tal cual sucedió el año anterior pero con Kimi Raikkonen que para este GP venía a respaldar a su compañero ya que sus esperanzas de campeonato son nulas.

La grilla de partida la encabezaba el británico, que fue el más veloz en todo el fin de semana siendo sólo más lento en la segunda sesión de entrenamientos del viernes. En segunda posición estaba el campeón saliente Kimi Raikkonen, tercero Felipe Massa luego Fernando Alonso y Kovalainen.

Se dio partida a la carrera, adelante nada cambiaba, lo poco de emoción en este momento de la carrera la puso Robert Kubica que ganaba 5 puestos luego de que partiera muy atrás debido a que ni siquiera pasó de la Q2, hipotecando así sus pocas opciones de campeonato.

Poco a poco, el Mclaren de Hamilton tomaba ritmo y se distanciaba de las Ferrari, más aún de Massa que era más lento que los dos primeros. Llegado el primer pit stop, las cosas no variaban en donde comparando los tiempos de entrada y salida las Ferrari perdían estrepitosamente.

Como comentaba, esta carrera a diferencia de sus últimas cuatro ediciones, en donde una mezcla de errores, lluvia, safety car, etc. Emocionaban a más de uno. Poco antes de la segunda parada en boxes, la rueda delantera derecha del segundo Mclaren comandado por Kovalainen, se reventaba lo cual lo relegaría a últimas posiciones que vueltas seguidas conllevaría al abandono.

El equipo Mclaren temiendo que esta situación se repita en Hamilton, lo manda a pits un par de vueltas antes, pero esto no cambiaría en nada su situación a la cabeza del pelotón.

A pocas vueltas del final, como se esperaba, Kimi Raikkonen baja el ritmo de su Ferrari dejando pasar a su compañero Massa al segundo lugar para que con esto la diferencia en el campeonato no fuese tan funesta. Así la carrera termina con Lewis Hamilton primero, Felipe Massa segundo, Kimi Raikkonen tercero y cuarto un discretísimo Fernando Alonso que con este resultado asegura un, hasta hace poco tiempo, improbable cuarto puesto en constructores.

Es particular como se dan las cosas, recuerdo en el 2005 cuando Fernando en este mismo GP, cantaba «We are the Champions» en respuesta al primer lugar logrado en la copa de constructores de ese año; qué tiempos aquellos. Renault debe estar más que gradecido con este cuarto lugar.

En dos semanas se viene la última válida, el año pasado Massa fue imparable. Espero ver una pelea hasta el último momento y «ojalá» la presión no haga presa del Hamilton que como se han dado las cosas hasta este momento ya es un claro campeón 2008.

Sobre Andres J. 41 artículos
I'm a F1 fan, number 1 in all southamerica!

1 comentario

  1. Efectivamente nada està cerrado todavìa. Pero dudo mucho que Lewis repita los «errores» del año que pasò ( hay un tèrmino coloquial màs exacto para lo que realmente hizo, que no cabe utilizar en un foro abierto y que tuve el privilegio de festejar en vivo y en directo, en medio de la indescriptible algarabìa que sentò sus dominios en las arquibancadas de Interlagos ). Siete puntos parecen suficientes y tal vez sea lo mejor para Ferrari; ya que un nuevo e inesperado triunfo sobre la hora y la inaudita repeticiòn de ambos tìtulos; podrìa en medio de la soberbia, hacerlos pensar que todo està muy bien… que no hubo errores en la temporada, que no hay que cambiar a nadie! Que aquì no pasa nada y Ferrari es realmente tan, pero tan grande como màquina y equipo, que puede darse el lujo de prescindir de tècnicos y pilotos verdaderamente capaces y a la altura de las circunstancias.

Deja un comentario