Los críticos con el Halo impasibles tras el accidente de Leclerc

Dos de los mayores críticos con el sistema Halo no han variado ni un ápice su postura tras el accidente de Charles Leclerc en Spa.

Después del accidente que involucró al McLaren de Fernando Alonso, volando por encima del coche de Leclerc, el ex bicampeón mundia Mika Hakkinen afirmó que consideraba que la polémica protección de la cabina salvó a Leclerc de una lesión “y tal vez incluso de la muerte”.

Pero dos de los mayores críticos con el Halo ven las cosas de un modo muy diferente, no todo debe estar supeditado a una posible mejora en la seguridad.

“Me alegro de que nadie saliese lastimado, pero esto no cambia mi idea de que la F1 no debe tener Halo”, dijo Kevin Magnussen. “Al igual que una motocicleta es un vehículo de dos ruedas”.

También hablando en Monza, Max Verstappen está de acuerdo: “Desde mi punto de vista, creo que el accidente se vio peor de lo que realmente fue”.

“Un monoplaza casi nunca se cae sobre otro monoplaza, simplemente se desliza sobre él. Y cuantos más dispositivos se coloquen sobre el piloto, es más probable es que sea golpeado por ese dispositivo”.

“Creo que si el Halo no estuviera allí, el piloto tampoco hubiese sufrido ninguna lesión por ello. Creo que la situación se ha dramatizado más de lo que fue”, agregó el piloto de Red Bull.

Y una tercera voz crítica de Halo era la de Nico Hulkenberg, pero el alemán explicó que el accidente de Leclerc le hizo cambiar su forma de pensar.

“Creo que ha demostrado ser bastante útil y un buen dispositivo”, dijo en Monza. “Obviamente, solo podemos especular qué hubiera pasado sin él, pero parecía bastante claro por las marcas de neumáticos en todo Halo que hizo un muy buen trabajo”.