La FIA corta las alas a Red Bull

Cono era de esperar, la FIA emitió el miércoles una clarificación de la normativa a raíz de la polémica nacida justo antes de la carrera de Hockenheim, el pasado fin de semana, cuando los comisarios investigaron los mapas de motor de Red Bull y, a pesar de que no infringían la norma, reflejaron que el sistema iba contra el espíritu de la reglamentación.

El jefe técnico de la FIA Jo Bauer sorprendió al paddock el domingo por la mañana al pedir a los comisarios que investigasen lo que estaba haciendo Red Bull, en medio de los rumores de que el equipo se había excedido con un complejo control de tracción y de escapes sopladores.

«Ninguno de nosotros sabe realmente qué es lo que contraria tanto a la FIA para provocar que Jo Bauer enviase la nota que hizo pública el domingo por la mañana», dijo el directivo de McLaren Jonathan Neale el miércoles.

«Fue un paso muy inusual», añadió Neale durante la teleconferencia habitual que organiza el patrocinador del equipo Vodafone.

«Espero que esto no provoque la reescritura de la normativa a mitad de temporada … (porque) en términos de coherencia en las reglas del deporte no es bueno».

Los comisarios, sin embargo, habían admitido que en esencia en Hockenheim la redacción actual de las normas les impedía cumplir el espíritu o la intención con la que habían sido redactadas.

Los directores técnicos de las escuderías se reunieron en Londres el lunes y tras esa reunión el sentimiento mayoritario era que la FIA emitiría una aclaración en la que prohibiría el uso de los mapas motor que usaron los coches de Milton Keynes.

Hoy miércoles, por fin, ha llegado la tan esperada aclaración y el punto crucial de la misma es que el par motor controlado por los mapas de motor ahora se limitará a en torno al más, menos dos por ciento.

Mark Hughes, jefe técnico de Sky Sport, insiste en que Red Bull no fue pillado haciendo trampas, simplemente había «pensado en una forma de evitar una regulación», una vez más.

«En las últimas temporadas (Red Bull) ha encontrado con más frecuencia que el resto de equipos una forma de hacer un mejor aprovechamiento que va más allá de la intención con la que se redactan las normas. Así Red Bull se ha estado rodeando de la controversia técnica con más frecuencia, ya que ha tenido más ideas», explicó.

A fin de cuentas, como se esperaba, la aclaración no supone sanción alguna para Red Bull, por otra parte no han infringido la normativa, pero no podrán usar a partir de ahora esos mapas de motor para obtener ventaja competitiva, tendrán que buscar otro invento.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario