El halo de ilegalidad sobre Red Bull cierra la temporada

La temporada 2012 se cerró el domingo con la bandera a cuadros del Gran Premio de Brasil 2012, aunque no todos quedaron conformes con los resultados, un vídeo muestra claramente como Sebastian Vettel adelantó al Toro Rosso con banderas amarillas, incluso hay quienes opinan que los 16 segundos de diferencia entre Schumacher y Vergne eran para evitar las consecuencias de una penalización post-carrera.

Como no podía ser de otro modo, la temporada termina con polémica. Si durante el año hemos oído acusaciones y rumores sobre trampas e ilegalidades cometidas por el equipo de las bebidas energéticas no podríamos cerrar el campeonato sin seguir por el mismo camino.

No quiero salir en defensa de Sebastian Vettel ni de Red Bull, se ha ganado el campeonato por el hecho de terminar con más puntos que nadie. Lo mismo ocurre con un partido, el árbitro decide no pitar un penalti y a nadie se le ocurre pedir que se le sumen los puntos porque el árbitro debería haber pitado y probablemente se habría transformado en gol.

Pero si analizamos con calma, aunque está claro que el RB8 adelanta con bandera amarilla, ¿que hubiese ocurrido unos metros más adelante? Pues que Vettel hubiese pasado al Toro Rosso con total facilidad, por lo que realmente ese adelantamiento no modifica el resultado, en todo caso es un menosprecio de la seguridad en pista.

Y por otro lado, de que serviría que Ferrari protestase, podría darse el caso de que la FIA no diese la razón a Ferrari, las cosas quedarían tal y como están. Pero podría llegar una sanción a Sebastian Vettel, que podría transformarse en perder 20 o 25 segundos en su tiempo final, algo que dejaría al piloto alemán sin su tercer campeonato que recaería sobre Fernando Alonso.

¿Pero alguien quiere ganar así un título? No creo que sea bueno ni para Ferrari ni para Fernando Alonso. El vencedor es el que llega con más puntos al final y si Ferrari no protestó durante la carrera, está fuera de lugar hacerlo ahora. Hacer algo así no beneficia a nadie, ni a Alonso, ni a Ferrari, ni a la imagen de la F1.

El diario El Mundo asevera que este vídeo «demuestra que Vettel debería haber sido penalizado», a lo que añade que «ahora la escudería tiene hasta el 30 de noviembre para apelar», fecha en la que se cierra el plazo de la FIA para reclamar y para realizar modificaciones en los puntos y puestos de la temporada.

Y aunque algunos mensajes de Fernando Alonso en la red social Twitter podrían ser interpretados como una presión sobre su equipo para interponer una reclamación, el diario italiano Corriere dello Sport, citando al portavoz de Ferrari Luca Colajanni, dijo que desde Maranello no tienen intención de protestar por el resultado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario