Intenso final de temporada con los líderes empatados a puntos

Lewis Hamilton se llevó la victoria en Jeddah por delante de Max Verstappen en un controvertido Gran Premio que nos lleva a un apasionante final de temporada en Abu Dhabi el próximo fin de semana.

Si hubiese que definir la carrera de ayer en Arabia Saudí en una sola palabra sería: controvertida. Max Verstappen terminó segundo por detrás de Lewis Hamilton lo que le permite al heptacampeón recuperar la diferencia de puntos con la que llegaban a esta carrera y afrontar el próximo Gran Premio de Abu Dhabi 2021 empatados a puntos.

Los problemas para el hombre de Red Bull comenzaron en la sesión de clasificación cuando el piloto holandés cometió un error en Q3 que le dejó fuera de la lucha por la pole. Los hombres de Mercedes hicieron su trabajo y se colaron por delante, con Hamilton en la primera posición de salida para la carrera del domingo. Un error que lamentará mucho si el próximo fin de semana se le escapa el campeonato entre los dedos.

Arrancaba la carrera ayer con una salida muy limpia y que mantenía a los hombres de Mercedes por delante y a Verstappen con la cabeza fría para tratar de buscar estrategias de carrera que le permitiesen pasar lo antes posible a Bottas. Pero en la vuelta 10, Mick Schumacher hizo un trompo golpeando las barreras provocando la salida del coche de seguridad, que terminó convirtiéndose en una bandera roja que daba al Red Bull una parada gratis en boxes mientras los Mercedes se habían detenido en el período de banderas amarillas.

El relanzamiento de la carrera desde la vuelta 15 lanzaba a Hamilton líder, pero Verstappen se salió de pista en la primera chicane, cortando al heptacampeón que caía hasta la tercera posición por detrás de Esteban Ocon. Sin embargo, dos incidentes separados por detrás, con Sergio Pérez tocado por Charles Leclerc y George Russel arrollado por Nikita Mazepin, volvió a traer al circuito otra bandera roja.

El reinicio de la carrera en la vuelta 17 dejaba por delante al Alpine de Esteban Ocon, con Hamilton segundo y Verstappen justo detrás. El piloto de Red Bull hizo una jugada maestra por el interior de la chicane, aprovechando sus nuevos compuestos medios, para ponerse líder, mientras Hamilton se quedaba bloqueado por Ocon. Una vuelta más tarde pasaría al Alpine para salir en persecución del Red Bull.

Pero la carrera seguiría teniendo incidentes, hasta tres períodos de Virtual Safety Car se sucedieron entre la vuelta 28 y 36, tras los que Hamilton logró ponerse a tiro de DRS del holandés. El heptacampeón se tiró al adelantamiento en la vuelta 36, pero Verstappen frenó tarde y se abrió en la curva 2 para evitar que le pasase. De inmediato se le ordenó que le devolviese la posición y en la vuelta 37 el Red Bull redujo la velocidad sorprendiendo a Hamilton quien tocó la parte trasera del Red Bull sufriendo daños en el alerón delantero.

Las radios echaron humo en ese momento tanto de Red Bull como de Mercedes con dirección de carrera para exponer sus posiciones y defender a sus respectivos pilotos ante el incidente. Mientras en pista, Hamilton se volvió a acercar a Verstappen y en la vuelta 42 trató de adelantar, con una maniobra del holandés que empujó al británico fuera de pista. Esta vez los comisarios intervinieron e impusieron una penalización de cinco segundos a Verstappen.

Pero no terminaría ahí sus encontronazos en pista, se volvieron a cruzar en la última curva de la vuelta 43, aquí Hamilton empujó a Verstappen en una maniobra similar a la que llevó a los comisarios a imponer 5 segundos de penalización, pero no hubo castigo al heptacampeón y la carrera terminó con el Hamilton logrando la vuelta rápida y sumando 26 puntos, lo que lleva el campeonato de pilotos a un empate a puntos en la cabeza de la tabla.

La investigación posterior de los comisarios por el incidente de la vuelta 37 llevó a los comisarios a imponer 10 segundos más de penalización a Verstappen, una carrera para olvidar para el impulsivo piloto holandés.

El podio de Arabia Saubí lo completó Daniel Ricciardo, quien logró arrebatarle la posición a Esteban Ocon justo en la línea de bandera a cuadros, el piloto de McLaren hizo una magnífica carrera saliendo desde la undécima posición que fue recompensada con el último escalón del podio.

Así nos ponemos en uno de los finales más emocionantes de la historia de la F1, empate a puntos en la tabla de clasificación y saltando chispas entre Hamilton y Verstappen, tanto dentro como fuera de la pista. Un empate a 369,5 puntos que les aboca a una carrera donde habrá que mantener la mente muy fría y donde cualquier error se pagará muy caro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.