Un mal arranque para los todopoderosos Mercedes

El Mercedes W12 se ha estrenado con problemas, la primera jornada en Bahrein no ha salido como esperaba el equipo alemán, tendrán que trabajar para recuperar el tiempo perdido, pero ni de lejos dejan de ser los grandes favoritos de 2021.

Si analizamos con frialdad lo que le ha ocurrido en el primer día de entrenamientos al equipo Mercedes no va más allá de una pequeña anécdota. Tras salir Valtteri Bottas a hacer la vuelta de instalación con el W12, se dan cuenta de un pequeño problema en la caja de cambios y deciden que lo mejor es cambiarla y analizarlo con calma más tarde.

El problema es que el cambio con la caja de cambios se prolongó durante toda la mañana e impidió que Bottas pudiese completar el programa previsto. Y con tan sólo tres días de pruebas perderse toda una mañana es difícil de recuperar.

Pero no ha sido sólo el problema con la caja de cambios, cuando Lewis Hamilton se subió al coche por la tarde no parecía sentirse cómodo en el coche. Su mejor tiempo estuvo a más de dos segundos del crono de referencia del día, el del Red Bull RB16B de Max Verstappen. El piloto alemán se pegó toda la tarde para mantener el coche en la trazada correcta.

Hay que reconocer que las condiciones fueron difíciles durante todo el día, con fuertes vientos y una tormenta de arena que provocó que a primera hora de la tarde viéramos a los F1 entre enormes columnas de arena que convertían la pista en una superficie altamente resbaladiza.

El propio Toto Wolff, en la rueda de prensa de la FIA tras la sesión matinal, reconoció que “no fue un buen comienzo porque tuvimos un problema con la caja de cambios que surgió de la nada y que aún no hemos podido identificar”.

Cuando Hamilton se subió al coche por la tarde, en el momento en que las condiciones en pista eran las peores del día, descubrió que el equilibrio del coche no era el más adecuado y regresó a boxes para realizar los cambios necesarios en la puesta a punto.

En su regreso a la sucia pista de Sakhir, el equipo concentró su trabajo en las tandas largas con altas carga de combustible usando sólo los compuestos C2 de Pirelli, mientras que otros equipos salieron con los C3 y C4, con mucho mejor agarre y más rápidos a una vuelta.

Hamilton no estaba cómodo en el Mercedes W12, algo que recuerda al último Gran Premio de la pasada temporada, claramente tuvo que pegarse por encontrar algo de agarre en la pista y dejó varios momentos en los que se le vio pasándose de trazada o bloqueando las ruedas en las frenadas.

“Estaba claro que no teníamos el monoplaza en la ventana de equilibrio correcta y, aunque hicimos algunos progresos durante el día, no estamos contentos con el rendimiento del coche. Está bastante claro que tenemos trabajo por delante”, dijo el ingeniero jefe de Mercedes, Andrew Shovlin.

“Estamos bastante atrasados en nuestro programa de pruebas y necesitamos encontrar un poco de equilibrio y velocidad, pero nos quedan dos días y tenemos oportunidades para recuperar la situación”, añadió Shovlin.

Como decimos no es que sea algo trágico ni que Mercedes vaya a dejar de ser el favorito para 2021, de hecho aunque no viniese a estos tests de pretemporada seguiría siendo el gran favorito para la primera carrera de la temporada. El W12 es una evolución del W11 y las oportunidades de que pierdan su rendimiento de repente son escasas.

Ha sido el gran dominador de la era híbrida y desde 2014 no han dado opciones, suman siete títulos consecutivos y esta temporada, si Red Bull no lo remedia, tienen al alcance de la mano el octavo.

Leer más: Tiempos del primer día de tests de pretemporada 2021

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.