McLaren ante el reto de la recuperación del MP4-28

Martin Whitmarsh pit wall 2013La escudería McLaren ha descartado por completo un regreso al coche del año pasado como una forma de salir de su desastroso inicio en Melbourne, donde tanto Jenson button como Sergio Pérez se mostraron poco competitivos en clasificación y en carrera.

El equipo de Woking terminó el año pasado con el coche más rápido, pero esta temporada resultó llegar con un coche que casi está dos segundos alejado del coche más rápido en el Gran Premio de Australia.

“Todos nuestros esfuerzos se centran actualmente en la comprensión del coche de este año, sin considerar el coche del año pasado”, dijo el director del equipo Martin Whitmarsh. “Creemos que podemos solucionar esos problemas”.

Button terminó en Albert Park noveno, tras comenzar décimo, y Pérez undécimo saliendo desde el decimoquinto puesto de parrilla. En la clasificación el campeón de 2009 hizo la cuarta vuelta más rápida en el primer intento de Q3 con condiciones de mojado en pista. Pero para el último intento, la pista se secó y su vuelta estuvo a más de dos segundos del crono con el que Sebastian Vettel se llevó la pole.

“En este momento tenemos que trabajar duro en este coche. Sabemos que tiene algunas áreas de alto potencial y sabemos que tiene potencialmente más carga aerodinámica que el coche del año pasado. Sólo tenemos que entenderlo”, afirmó Whitmarsh.

“Todos hemos tenido coches en el pasado de los que ha sido difícil obtener un buen rendimiento, a pesar de que en algunos las cifras de carga aerodinámica eran bastante impresionantes. Este parece ser un coche difícil en ese sentido y tenemos que trabajar en él, entenderlo y arregarlo”.

En teoría sería relativamente fácil para el equipo usar el coche de 2012, puesto que los cambios de normativa entre esta temporada y la pasada han sido casi nulos, a excepción de la prueba de carga del alerón delantero, aunque no debería ser complicado para el equipo adaptarlo.

El ex piloto David Coulthard dijo en su columna del Telegraph que el jefe del equipo podría tener que cargar con la culpa, si finalmente no logran una recuperación rápida que permita meter a sus pilotos en la lucha por le mundial.

“No se puede eludir el hecho de que hay una presión sobre Martin Whitmarsh como jefe del equipo, porque al final es el capitán del buque el responsable de su navegación”, dijo Coulthard que corrió con McLaren entre 1996 y 2004.

“La F1 no es un deporte donde la gente rehuya de sus responsabilidades. Cualquier evidencia de falta de compromiso, de falta de concentración es inmediatamente abordado. El fracaso no es una opción”, añadió.

Deja un comentario