Mercedes y la FIA siguen teniendo una cuenta pendiente

Un final de temporada tan intenso como el vivido en la última carrera de 2021 tenía que dejar secuelas, la primera pasa por las acusaciones de Mercedes ante las decisiones de los comisarios en las últimas vueltas del Gran Premio de Abu Dhabi 2021.

Un final controvertido a la altura de lo que ha sido una de las mejores temporadas que hemos visto en la última década. Lewis Hamilton parecía tener atado su octavo mundial hasta que Nicolas Latifi terminó contra las barreras y provocó la salida del coche de seguridad.

En este punto el británico tenía unas ruedas con demasiadas vueltas, mientras que Max Verstappen tenía unas gomas más nuevas. La salida del coches de seguridad dejaba a Mercedes ante la tesitura de entrar a cambiar gomas y poder luchar con el holandés cuando el Safety Car se retirase. Pero si entraban y el holandés permanecía fuera hubiesen perdido la posición. No pasar por boxes era la decisión correcta, pero también condenaba a Hamilton a intentar defenderse con las ruedas casi en las lonas.

Red Bull aprovechó la oportunidad, llevó a Verstappen a boxes y le puso en pista detrás de Hamilton con ruedas nuevas. Desde dirección de carrera se tomó la decisión de obligar a algunos coches a pasar al coche de seguridad y poder dejar una última vuelta para que Hamilton y Verstappen luchasen por el título. Si Bakú había sido emocionante a dos vuelta, en Yas Marina se iba a poner al rojo vivo.

El resultado: Verstappen pasó sin problemas a Hamilton y se alzó con su primer título. En Mercedes echaban humo al ver como es escapa una corona que habían acariciado casi toda la carrera. Las reacciones no se hicieron esperar, además de los gestos y aspavientos de Toto Wolff desde el box, las declaraciones posteriores iban en la línea de dejar claro que no estaban de acuerdo con las decisiones tomadas desde dirección de carrera.

“¿Somos perfectos? No”, dijo Jean Todt, ya ex presidente de la FIA, en la gala de entrega de premios de esta temporada ayer en Paris, donde precisamente Lewis Hamilton no acudió. “Es por eso que echamos otro vistazo a nuestras decisiones”.

El francés se mostró molesto con la actitud de Toto Wolff: “El presidente del club de fútbol de Lyon fue sancionado con diez partidos por hablar mal de un árbitro. Quizás hemos dejado pasar demasiado en el pasado. Por un lado debería haber un diálogo entre la FIA, los pilotos, los equipos y los titulares de los derechos, pero esa apertura no debería volverse contra nosotros”.

Pero el jefe de filas de Mercedes está lejos de buscar un acercamiento en este asunto y sigue añadiendo más leña al fuego: se ha negado a enviar el coche ganador del título de constructores a la gala de la FIA para una sesión de fotos, sumándose así al boicot de Hamilton que no se presentó a la gala.

No queda ahí, Wolff dijo que presentar una apelación contra la decisión de Michael Masi, director de carrera, en Abu Dhabi habría sido inútil porque “la FIA no admitiría sus propios errores”.

“Habrían sido acusados y jueces al mismo tiempo. Volvería a ser una sensación de impotencia, como el domingo en la última vuelta”, dijo el jefe de Mercedes, quien insiste en que “un tribunal civil nos habría dado la razón”.

“Tomará mucho tiempo digerir eso y, probablemente, nunca lo superaremos”, dijo el austríaco, quien aclaró que sus quejas sobre la última carrera no deben restar valor a las celebraciones de Red Bull y Verstappen.

“No queremos tener una mala palabra sobre Max, Horner o Marko. Nos dieron una lucha increíble y merecen el título. Lamentamos si estas secuelas ensombrecieron el campeonato mundial de Max”, insistió Wolff.

De lo que se olvidan en Mercedes es que, quizás, la última vuelta no fuera sino un resarcimiento de la acción en la primera vuelta donde Hamilton acorta la curva 5 con la excusa de que Verstappen le había empujado fuera de la pista. Y es que la mayoría del paddock cree que si Hamilton se vio obligado a ir por fuera es porque Verstappen le ganó la posición y se la tendría que haber devuelto.

Un comentario sobre «Mercedes y la FIA siguen teniendo una cuenta pendiente»

  1. Es realmente doloroso perder un campeonato de esa manera, y más teniendo en cuenta que hubiese sido el octavo de Hamilton, algo que jamás se podrá igualar, porque va a ser muy difícil que otro piloto pueda ganar tantos títulos en el futuro, pero tal vez en este nuevo 2022 Lewis logre alcanzar el record máximo de la F1 y de allí en más se retire a cuarteles de invierno…ojalá ésta nueva temporada lleve al podio a otros pilotos para que la F1 no se torne demasiado aburrida..párrafo aparte creo que hoy por hoy Max es el piloto a vencer, ya que ha dado sobradas muestras de su talento y de su arrojo…Feliz 2022 para todos los amantes de este apasionante deporte…!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.