Mónaco revela negociaciones complicadas con la F1

Desde la F1 desean un mayor control sobre el Gran Premio de Mónaco, algo que desde el emblemático club del automóvil no ven con buenos ojos y apelan a la singularidad de la carrera en el principado.

Todavía con la resaca de la carrera con más glamour del campeonato, Michael Boeri, presidente del Automobile Club de Mónaco, ha revelado que las negociaciones con Liberty Media sobre la carrera urbana se están tornando complicadas, lo que aboca a un incierto futuro su continuidad en el campeonato del mundo.

Boeri, quien también pertenece al alto comisionado de la FIA, confirmó que el principal punto de fricción con el titular de los derechos del Mundial de Fórmula 1 reside en el deseo de tener un mayor control por parte de Liberty Media en el desarrollo de la carrera.

“Dejar que intervengan sobre el trazado, la comercialización, la ceremonia de entrega de premios, los comisarios,… todo eso”, explicó Boeri a MonacoInfo. “Lo siento, pero hicimos 79 grandes premios y en lo que a mí respecta está claro que no estoy cerca de aceptar sus solicitudes”.

“Se puede pensar que no soy lo suficientemente flexible, pero sigo pensando, en lo que a Mónaco respecta, que no es un Gran Premio que siga el modelo de los demás; al contrario de lo que piensa Liberty, la singularidad de cada carrera es esencial”, añadió.

El contrato con Mónaco para la celebración del Campeonato del Mundo de F1 ya ha expirado, las negociaciones para la continuidad de la carrera en el calendario se han iniciado y Boeri ha confirmado también que, al menos, se ha llegado a un principio de acuerdo en los temas esenciales.

“Por el momento estamos en negociaciones y cada uno juega su papel: ellos están ahí para tomar nuestras ventajas y nosotros para mantenerlas. Todavía puede haber un 10 por ciento para negociar”, dijo el presidente del Automobile Club de Monaco.

Y esto enlaza de lleno con lo acontecido en la carrera de este domingo, donde el retraso en el inicio del Gran Premio dejó a propios y extraños con la duda de cuál fue realmente el problema que llevó a dirección de carrera a retrasar el inicio.

Lewis Hamilton apuntó directamente a dirección de carrera por ser demasiado cautelosos: “Somos pilotos de F1, la lluvia no es razón suficiente” en referencia a los continuos retrasos para iniciar la carrera, que terminó con al bandera a cuadros por tiempo.

Algunos rumores apuntaban a que podría haberse debido a un fallo eléctrico el que hubiese generado los problemas para poner en marcha la carrera, aunque fuentes de carrera desmintieron esa posibilidad.

Sea como fuere, la verdad es que lo que ha quedado en la mente de los espectadores son los monoplazas parados en el pitlane, algo insólito teniendo en cuenta que algunas carreras de F1 en el pasado se han disputado con un auténtico diluvio. Dirección de carrera debería plantearse si sólo va a ser posible correr cuando hace sol en hacer trazados con cúpula como con los estadios de fútbol.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.