Pole para Hamilton en Nurburgring

F1 Grand Prix of Germany - QualifyingFernando Alonso arrancará desde la octava plaza, tras escoger una estrategia distinta a la de los hombres fuertes. Hamilton saldrá desde la ‘pole’ por delante de Sebastian Vettel.

A remontar. Otra vez. Como siempre. Fernando Alonso saldrá en el Gran Premio de Alemania, donde el año pasado consiguió la ‘pole’ y ganó, desde el octavo lugar de la parrilla. Esta vez, al menos, ha sido una posición buscada aposta por Ferrari, en una estrategia que pretende potenciar las capacidades del coche y del piloto asturiano para el domingo.

Quizá no salga bien, o quizá sí, pero lo cierto es que el argumento es bueno: para salir quinto o sexto con neumáticos blandos, como todos sus rivales, mejor hacerlo salir séptimo u octavo con medios, con lo que tendrá la oportunidad de sorprender a los de arriba con una estrategia distinta. ¿Podría haber arrancado desde la cuarta o la quinta plaza? Quizá.

Pero eso tampoco garantiza un buen resultado el domingo. Al menos, de esta manera, le dan a Alonso una nueva oportunidad y, sobre todo, un as para la recta final de la prueba: un juego de neumáticos blandos nuevos, que colocará para el último ‘stint’, justo cuando más goma habrá en pista, menos combustible -por tanto menos peso- en el monoplaza y más oportunidades de maximizar las características de las Pirelli.

La cruz de esta apuesta es clara: todos sus rivales salen por delante. Lewis Hamilton lo hará desde una ‘pole’ que le supo a gloria. La segunda consecutiva para el británico, la sexta para Mercedes en esta temporada y la número 29 en su carrera deportiva, con lo que iguala a una leyenda como Juan Manuel Fangio en esta estadística.

El inglés ha superado por poco más de una décima al que llegaba como el gran favorito para la sesión clasificatoria. Sebastian Vettel había dominado los libres del viernes, había metido miedo en los del sábado y llegaba a los últimos entrenamientos como el candidato perfecto para la ‘pole’. Sin embargo, fue de nuevo un Mercedes el que, ante el público alemán que abarrotó las gradas del ‘Infierno verde’, marcó el mejor crono del día. Tras ellos, sin levantar la voz, saldrá un Mark Webber que puede convertirse en la (relativa) sorpresa para esta carrera.

Si Alonso quiere llegar al podio tendrá también que superar a los Lotus de Kimi Räikkönen y Romain Grosjean, cuarto y quinto respectivamente, y al dueño de la sonrisa más amplia del ‘paddock’ este sábado: Daniel Ricciardo. El cachorro de Red Bull, en Toro Rosso, saldrá desde el ‘top seis’ por segunda vez consecutiva, dando argumentos a los que creen que él debe ser el sustituto de Mark Webber en el primer equipo. Por si fuera poco, dejó a su compañero Jean-Eric Vergne diez puestos por detrás. Si además de una solvente clasificación, consigue un buen resultado este domingo, su camino hacia el equipo campeón se le despejará más aún.

La pifia del día: Rosberg

En Mercedes no fue un día de felicidad pleno. Si bien la ‘pole’ de Hamilton sirvió para salvar el día y convertirse en candidatos a la victoria, antes habían tenido que bajar los ojos avergonzados. Y es que el ganador de la última carrera en Silverstone hace apenas unos días, Nico Rosberg, quedó eliminado en la ‘Q2’. El alemán no pudo ocultar su decepción, ya que esta vez no fue por un error propio, sino por un ataque de arrogancia de sus jefes. «Ha sido un error de cálculo del equipo», afirmó Rosberg al finalizar la sesión.

Mientras todos sus rivales salieron a pista a realizar su vuelta clasificatoria que asegurase su paso a la ‘Q3’, a él le mantuvieron en ‘boxes’ porque creyeron que no iba a ser superado. Sin embargo, su 1:30.326 se mostró insuficiente y, con cara de incredulidad, se bajó de su Mercedes W04 tras clasificarse en la undécima posición. Rosberg será uno de los rivales que, a priori, se debería encontrar Alonso en pista. El alemán podrá elegir arrancar como el español con neumáticos medios, y si lo hace podría elegir una estrategia similar al de Ferrari. Se avecina un duelo interesantísimo, tanto en pista como en ‘boxes’.

Si lo de Rosberg puede considerarse una sorpresa -no caía en la ‘Q2’ desde el GP de EE.UU de 2012-, ver el sufrimiento de Williams empieza a ser una constante cada carrera. La escudería británica, que cumple 600 grandes premios en la Fórmula 1 este fin de semana, no tuvo a ninguno de sus pilotos en la ‘Q2’, ya que tanto Valtteri Bottas como Pastor Maldonado cayeron en el primer corte. Los gestos de circunstancias en el equipo, más que de enfado, fueron de resignación.

De cara a la carrera, la apuesta fácil es Vettel o Hamilton en la victoria. El podio lo completarán los pilotos más inteligentes a la hora de plantear la carrera. El envite de Ferrari es todo un órdago que en otras carreras a otros pilotos les salió bien. Un ejemplo es Vettel en China: tiró la clasificación en la ‘Q3’, salió noveno y acabó cuarto.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario