Rosberg empieza a sacar pecho

SAKHIR  (BAHRAIN)  © FOTO STUDIO COLOMBO PER FERRARI WEB (© COPYRIGHT FREE) © FOTO STUDIO COLOMBO PER FERRARI WEB

A Lewis Hamilton se le está haciendo muy cuesta arriba el inicio de la temporada 2016. El británico, pese a conseguir un podio en Baréin, vio cómo su compañero le arrebataba otra victoria en la que, en teoría, partía con la vitola de favorito. Nico Rosberg se llevó la segunda de la temporada -ya encadena cinco seguidas- y empieza a obtener una ventaja que puede ser vital si Hamilton no sale pronto del bache.

En favor de Hamilton hay que decir que esta vez él no tuvo toda la culpa. Sí hizo una salida un poco pobre, pero no tanto como en Australia. El problema le llegó de atrás, con el nombre de Valtteri Bottas al volante de su Williams.

El alemán se lleva la segunda victoria de la temporada, por delante de Raikkonen y de Hamilton

El finlandés fue demasiado optimista a la hora de encarar la primera curva y, cuando Hamilton trazó para cruzar dicha curva, se lo llevó por delante. El coche del campeón del mundo quedó dañado, especialmente en el fondo plano y el lateral, y aunque pudo remontar hasta el tercer puesto, fue más por la potencia del Mercedes que por otra cosa.

Kimi Räikkönen se encontró con un nuevo podio en Baréin (el año pasado también fue segundo), y como el único Ferrari en pista. Sebastian Vettel protagonizó lo que en el argot se conoce como un ‘calamar’: su Ferrari empezó a echar humo en la vuelta de formación y también un vistoso reguero de aceite en pista. Sin el alemán, quedó en manos del finlandés salvar los muebles de una escudería Ferrari cuya pésima fiabilidad empieza a ser un verdadero problema para ellos.

Quien salvó los muebles este fin de semana, el héroe inesperado de McLaren, fue Stoffel Vandoorne. De estar en Japón para probar, casi de tapadillo, un Super Fórmula, a ser el piloto que ha inaugurado el casillero de puntos de la escudería británica. Vandoorne acabó en décima posición, tras batirse el cobre con hombres más experimentados como el propio Valtteri Bottas y Kevin Magnussen.

El sistema de clasificación por eliminación descartado, sólo falta encontrar una alternativa que convenza a todos

Al final, fue el único en acabar, porque de nuevo Jenson Button se quedó fuera. Esta vez el MP4-31 recuperó un viejo vicio de su predecesor, y el MGU-H dejó sin potencia el monoplaza a las seis vueltas. La cara de Fernando Alonso, que vivió desde la barrera el fin de semana completo, lo decía todo.

No obstante, si Button fue la cruz, lo que logró Vandoorne es de elogiar. El vigente campeón de la GP2 cuajó una actuación estelar, especialmente porque no tenía presión y nadie esperaba mucho de él. Él mismo admite que ha maximizado la oportunidad y que está muy satisfecho. Vandoorne ha llamado a la puerta de la Fórmula 1: habrá que ver si alguien le hace caso, pero su talento está fuera de toda duda.

Baréin dejó una carrera estratégica y, por tanto, bastante plana. El desarrollo se decidió más por los boxes que por adelantamientos, y el trazado de Sakhir volvió a demostrar que esta Fórmula 1 necesita más Melbournes y Spa-Francorchamps y menos Baréin y China, cita esta último de la próxima carrera del Mundial.

El calvario de Carlos Sainz en Baherin

Para Carlos Sainz fue un día para olvidar. El piloto español no ha empezado con buen pie la temporada 2016 de Fórmula 1, y culminó un fin de semana gris con un abandono, entre desesperado y resignado. El de Toro Rosso se encontró con un Sergio Pérez que le dio un toque nada más arrancar, con lo que muy pronto vio cómo su remontada se esfumaba: tenía que entrar en boxes con un pinchazo.

Desde el fondo de la parrilla, empezó a intentar luchar por subir posiciones, y al ver que su ritmo no era suficiente, cambiaron la estrategia para intentar dar la vuelta a la situación. Sin embargo, el Toro Rosso estaba más dañado de lo que parecía en un principio y el monoplaza se hizo ingobernable. En su segunda entrada en boxes, por si fuera poco, un problema con el gato hidráulico le dejó peor aún de lo que estaba. A las pocas vueltas, Sainz entró a boxes para abandonar por octava vez en su carrera deportiva, primera este año. Mientras tanto, su compañero Verstappen dejaba de nuevo una gran actuación que le permitía acabar sexto, como el último sin doblar por Nico Rosberg.

Además de la carrera, durante las horas previas al gran premio se reunieron los jefes de equipo, Jean Todt y Bernie Ecclestone, para resolver un nuevo sistema de clasificación. El jueves se resolverá la incógnita, pero lo que está confirmado es que el sistema por eliminación está completamente descartado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario