¿Cuál es la última gran voluntad de Frank Williams?

ClaireFrankWilliamsSir Frank Williams ha explicado a la publicación alemana, SpeedWeek, su «última gran voluntad». Esta escudería, que actualmente sólo cuenta con un punto, gracias a la actuación de Maldonado en el pasado GP de Hungría, no lo ha hecho tan mal desde su creación, haya por 1977. Aunque su fundador, Frank, no está en cada Gran Premio, ahora el puesto de director general se lo ha cedido a su hija Claire, que no deja de rebosar las redes sociales con actualizaciones que permiten a los fans estar más que enganchados al fenómeno de esta escudería.

Frank, que ya es mayor incluso para volar y que tiene algunas disputas con las compañías aéreas, que le ponen pegas viajando en camilla por las turbulencias, explica a sus 71 años de edad la pasión que siente por correr y la pena que le da que, debido a su discapacidad, no puede estar en todas partes. Las secuelas que le dejó el accidente de tráfico que tuvo en 1986, al abandonar el circuito francés de Paul Ricard, le provocaron una parálisis que le obliga a estar permanentemente en una silla de ruedas.

Sin embargo, su trabajo no ha cambiado, «me preocupo por la política de la comunidad de la Fórmula 1, estoy en contacto con la FIA y Bernie y trato de ayudar a Claire a cuidar a nuestros patrocinadores. El trabajo de Claire es más importante que el mío. Tiene que conseguir el dinero. Esta es ahora la tarea más importante en un equipo de Fórmula 1».

Hace unos años, el equipo británico se asoció con el estado árabe de Qatar, y construyó así el Centro Tecnológico de Williams para la comercialización de las tecnologías que han surgido en la Fórmula 1. «Mi último gran deseo es llevar a cabo nuestra asociación con Qatar», dijo el inglés, tras haber firmado un contrato en la década de 1970 con Arabia Saudí, recibiendo el apoyo de  patrocinadores como Arabia, TAG y Albilad.

«Me gustaría hacer lo mismo con Qatar. Hemos estado trabajando para ésto durante tres años. Tenemos nuestra pequeña tienda allí que se preocupa por el desarrollo de nuevas tecnologías. A partir de mi experiencia con los saudíes, sé que la paciencia juega un papel muy importante», ha declarado para el medio deportivo. «Estamos avanzando con nuestra división avanzada de tecnologías, ahora está en juego el dinero que obtuvimos como beneficio de la F1. Si el negocio sigue creciendo, será cada vez un pilar más importante para nosotros».

«Tengo todas las de perder. Mi padre, mi madre y Patrick lucharon para  construir este equipo con gente maravillosa y los mejores recursos», dice Claire, una mujer de 37 años de edad ya. «Tengo que continuar con este trabajo. Sería terrible estrellar 40 años de trabajo contra la pared. Esta es una gran responsabilidad».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario