Vettel quiere mantener su dominio hasta el final

Sebastian Vettel EEUU 2013Como el mejor Clint Eastwood ‘Sin Perdón’, el vencedor sólo podía ser uno: Sebastian Vettel. El tetracampeón del mundo no dio pie a que nadie le arrebatase una victoria que empezó a firmar el viernes. Esta carrera no tuvo más historia que la que Vettel quiso escribir, al menos en cuanto al ganador se refiere. El alemán, además, consiguió un nuevo récord para su cuenta personal: el de victorias consecutivas en una sola temporada, con ocho, con lo que supera las marcas de Ascari y Michael Schumacher. Aún le queda en Brasil la de victorias consecutivas absolutas, que con nueve tiene el propio Ascari desde 1953, y el de victorias en una sola temporada, que con trece tiene el mismo Schumacher desde 2004. El podio lo completaron Romain Grosjean y Mark Webber, que hasta los metros finales no decidieron quién iba a compañar en el cajón inmediatamente siguiente al de Vettel.

Con Lewis Hamilton en cuarta posición y Fernando Alonso en quinta, el español cumplió con el único título que se podía lograr esta temporada: el subcampeonato. El piloto español sumó su tercera medalla de plata en una temporada, igualando la marca de Nigel Mansell y de Graham Hill. El puesto más doloroso en cualquier competición deportiva, pero el único que tenía entre sus posibilidades, según él mismo confesó al finalizar la prueba. Alonso se las vio y deseó para resistir en una quinta posición que tampoco tuvo nada fácil. La prueba del español comenzó como peor podía hacerlo: perdiendo una posición. Alonso se veía adelantado por un Sergio Pérez con ganas de reivindicarse ante McLaren, equipo que le ha expulsado sin más explicaciones para 2014. El debut del ‘safety car’ en el circuito de Austin por un accidente de Adrian Sutil complicó aún más la concentración de las primeras vueltas… y fue prácticamente lo único interesante de la prueba hasta los giros finales.

Peleas en la zona media

Con Vettel escapándose por delante, Grosjean cómodamente detrás y Hamilton luchando por aguantar a Webber, el mayor interés recayó en las peleas de la zona media. En esas, cómo no, estuvo Fernando Alonso. El piloto español primero tuvo que aguantar detrás de un Nico Hülkenberg que está empeñado en hacerse notar en esta recta final de campeonato, a ver si algún equipo se da cuenta de la calidad que atesora. El escaso ritmo mostrado por el alemán al principio provocó un ‘tren’ con Pérez y Alonso intentando quitárselo de encima. No sería hasta las primeras -y a la postre únicas- paradas en boxes, cuando, al límite, pudo ganarle la plaza al de McLaren. No hay que darle todo el mérito a Alonso: Jean Eric Vergne, sin querer, al estorbar a Pérez y Gutiérrez le dio una ventaja valiosísima al piloto español, que no tuvo que volver a preocuparse por el dúo mexicano. Hülkenberg fue su primer objetivo, y la incesante persecución a la que le sometió encontró su éxito pocas vueltas después.

Al igual que hizo con Gutiérrez al inicio de la prueba, Alonso esperó a estar a rueda del otro Sauber y, en la zona más virada del circuito, le enseñó como trazar por dentro en una curva. El ritmo de Alonso al final de la carrera fue muy superior porque todo lo que había conservado nada más salir de boxes con los neumáticos duros le estaba dando una ventaja providencial de cara a las últimas vueltas, a diferencia de otros, como Hamilton, cuya sangría de tiempo hizo soñar al español con el cuarto puesto. Era un objetivo demasiado optimista, y Alonso llegó a las últimas vueltas mirando más hacia el retrovisor que hacia adelante: Hülkenberg no estaba dispuesto a rendirse.

Por delante, todo decidido: Vettel se llevaba la victoria, pero Grosjean y Webber aún tenían algo que decir. Su pelea no se decidió hasta la última curva, cuando el australiano tiró la toalla. Mientras, su compañero Vettel sacaba a relucir su nueva firma: unos espectaculares donuts que hicieron las delicias del público norteamericano. Austin ha dejado el récord de Vettel, el subcampeonato de Alonso y una marca más: los primeros puntos de uno de los grandes protagonistas del fin de semana, Valtteri Bottas, que se reivindica gracias a su octavo puesto final.

En una semana, despedida y cierre del Mundial 2013, con sólo el subcampeonato de marcas en juego. Ferrari ha cedido más terreno frente a Mercedes, y son quince puntos de desventaja los que tiene el conjunto italiano frente al alemán. ¿Podrá contar la Scuderia con una buena actuación de Massa, visto que la de Alonso se presupone, en su casa? ¿O veremos de nuevo una gris actuación del brasileño, ahora que ya tiene asiento asegurado para 2014?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario