Victoria para el campeón, Ferrari se derrumba! (Crónica del GP de Italia) Parte 1

La  décimo tercera válida por el campeonato mundial de Fórmula 1 se llevó a cabo en el velocísimo trazado de Monza. Circuito  de 5.738 metros ha estado en el campeonato desde 1950 a excepción de 1980 que se corrió en el circuito de Imola.

Italia se vestía de gala para la que sería su única válida en este año, y como es de esperarse los “tifosis” se preparaban para ver ganar a su amada escudería, la cual necesita de victorias consecutivas para poder optar por el campeonato.

Pero todo este entusiasmo empezaba a decaer ya que desde la segunda sesión de prácticas libres del día viernes, Fernando Alonso (Mclaren Mercedes) batía records y se perfilaba como favorito a posicionarse primero en todo el fin de semana. Como era de esperarse la clasificación no tuvo mayor sorpresa y ubicó a Alonso y Hamilton en primera fila, seguido de un poco competitivo Massa, luego Nick Heidfeld (BMW Sauber), Kimi Raikkonen andando con el auto muleto luego de un impresionante accidente antes de llegar a Ascari  en la mañana del sábado, el cual estaba puesto a punto para Felipe Massa. Sexto se ubicaba el BMW de Kubica y atrás venían posicionados Rosberg, Kovalainen que nuevamente le gana a su compañero Fisichella asegurando su puesto más que nunca el próximo año, y un Jenson Button (Honda) sorprendiendo a más de uno.

La carrera arrancó y como se preveía saliendo de la parte limpia, Alonso no tuvo problemas para mantenerse en la punta, mientras que Massa le ganaba la posición a Hamilton, cosa que duró solo hasta la curva uno en donde llegando al extremo de tocarse y acortando camino, este último volvió a recuperar su puesto, Raikkonen sobrepasando a Heidfield se ubicó cuarto a expensas de que  Kovalainen amenazaba con quitarle  el puesto luego de una formidable partida. Coulthard que, desde la clasificación -donde dibujó un trompo- tenía problemas, no tardó en despistarse en una de las zonas de escape del circuito de una manera por demás aparatosa, obligando la salida del Safety Car el cual juntó a todos los coches durante seis vueltas cambiando así muchas de las estrategias planeadas.

Lo que parecía un drástico cambio de estrategia por parte de Ferrari  se convirtió en una pesadilla cuando en la vuelta 10, Felipe Massa entra a boxes a cambiar neumáticos y tanquear a fondo en una parada de más de 11 segundos que lo dejó en última posición. La arremetida de Hamilton en la primera chicane hizo pensar a un principio que sería la causa principal de la entrada repentina de Massa pero no pasó ni una vuelta para ver que algo más andaba mal, llevando al Brasileño de nuevo a boxes causando así, el segundo abandono del GP -que a fin de cuentas sería el último- y el desconsuelo de los “Tifosi” que de a poco veían derrumbar a su equipo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.