Alonso afronta con optimismo el GP India 2012

Fernando Alonso salió de Suzuka, por primera vez después de varias carreras, sin liderar la clasificación del Mundial de Pilotos, a falta de cuatro pruebas para el final de uno de los años más indecisos de los últimos tiempos, el piloto asturiano está a seis puntos del líder, un Sebastian Vettel que llega en plena forma a este final de campeonato.

Si la tónica vista en las pruebas de Corea y Japón se mantiene en la India, donde el piloto alemán de Red Bull se llevó el año pasado el Grand Chelem (pole, victoria, vuelta rápida y líder de principio a fin), se complicarán mucho las opciones para Alonso.

Sin embargo, el español está razonablemente confiado. Aunque no hay margen a la duda o el error -los dos abandonos de Spa y Corea pesan demasiado-, y Alonso cree que hay que hacer «cuatro carreras perfectas» para que pueda arrebatarle el título a Vettel, hay margen de mejora. Ferrari ha llevado a la India las que, en teoría, son las mejoras técnicas definitivas para que puedan dar alcance a los Red Bull y volver a pelear por la corona.

«Mi situación es bastante buena. Podríamos decir que es la segunda mejor, ya que casi tenemos los mismos puntos que Vettel, con cuatro carreras por disputarse y hay abierta una posibilidad para el título. Si me la hubiesen ofrecido en febrero, la habría firmado, y también en julio, agosto e incluso en septiembre», ha asegurado en el Buddh International Circuit.

No obstante, Alonso no lo tendrá nada fácil. A falta de saber cómo reaccionarán los monoplazas del asturiano y del renovado Felipe Massa, son los Red Bull los que parten como los grandes favoritos para esta carrera. En el único precedente que existe en el GP de la India, Vettel no tuvo quien le tosiera. De hecho, hasta él mismo se considera el favorito, pero esta temporada no se puede dar nada como sentado.

Puntos fuertes y débiles

El gran objetivo de Ferrari es volver a estar en la pomada el sábado. El mayor problema que tienen los de Maranello es la gran ventaja que tienen en Red Bull de cara a plantear las clasificaciones. Sebastian Vettel es un auténtico experto a una vuelta, y más después de las últimas modificaciones que introdujo la cabeza pensante de Adrian Newey de cara a la gira asiática.

No en vano, si el bicampeón alemán consigue el mejor tiempo del sábado, sumará su pole número 35, que aunque aún lejos de las 65 que consiguió el segundo máximo poleman de la historia y siguiente en el ránking, Ayrton Senna, sigue siendo una cifra espectacular para él.

Alonso sabe que ese es el punto fuerte de su máximo rival, y si consiguen neutralizarle, dejará de ser un problema para ellos. «Cada uno tendrá sus puntos fuertes y débiles. Por el momento, hemos visto que los Red Bull quizás sean los coches más rápidos, especialmente los sábados. Los dos intentaremos usar nuestros puntos fuertes. Es una cuestión de exprimir todas las cosas hasta el límite: el desarrollo del coche, la estrategia y la aproximación a los fines de semana», destacaba el asturiano.

Este optimismo del español de Ferrari no es único. Son muchos pilotos los que le ven como el gran favorito, pese a que es Vettel quien está por delante en la tabla. La regularidad mostrada por Alonso durante toda la temporada le han convertido en el coco a batir. Desde Pastor Maldonado a Lewis Hamilton, pasando por Narain Karthikeyan -que está viviendo en este gran premio su momento de gloria por ser el único piloto local que tienen- o, por supuesto, Felipe Massa, todos apuestan por Alonso como favorito.

El piloto brasileño tendrá a partir de ahora un papel protagonista. Su mejora en las últimas carreras, culminadas en la rúbrica de una renovación que hace unos meses parecía una quimera, le han convertido en un inesperado árbitro. Si consigue ejercer de lo que se le pide, segundo piloto y escudero, y ayuda a Alonso en la complicada prueba de la India, puede acabar de dar el espaldarazo necesario que necesitaban los incrédulos con la decisión de Ferrari.

Las mejoras que introducirá Ferrari en la India serán fundamentales. No hay lugar para las decepciones. Alonso está en su momento álgido de confianza de esta temporada, justo cuando peor pintan las cosas para la Scuderia. Dice un proverbio hindú que no hay árbol que el viento no haya sacudido, y Ferrari está en condiciones de volver a recuperar la estabilidad. Solo hay que confiar en que la ventisca de Red Bull no se convierta en huracán.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario