Alonso: «La F1 es un deporte de equipo: ganas y pierdes en equipo»

Con el mini-campeonato de las cinco últimas carreras del calendario en la cabeza llega el piloto español Fernando Alonso a Yeongam, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Corea 2012, para tratar de mantener la escasa ventaja de cuatro puntos que ahora le separa del piloto de Red Bull Sebastian Vettel en el Mundial de Pilotos.

He estado todo el tiempo en Tokio, una ciudad que me encanta”, dijo Fernando a la web de Ferrari al comentar los días que ha pasado en Japón recargando las pilas. «Siempre hay algo nuevo por descubrir y, pese a que es una gran metrópoli, se puede disfrutar aún de su tranquilidad, debido en parte a la gente que vive allí. Otra de las cosas por las que me gusta, es la comida».

«El martes por la noche, Felipe y yo estuvimos cenando con algunos propietarios de Ferrari, y tuvimos la oportunidad de probar nuestras habilidades a la hora de preparar sushi, siempre bajo la dirección de algunos chefs locales. Para ser sincero, no podría decir si estaba bueno o no, pero nadie se quejó… ¡Al menos nadie nos dijo nada malo!».

«Fue muy decepcionante, pero ya es historia y no hay que seguir dándole vueltas», comentó el piloto asturiano sobre el hecho de que desapareciese la ventaja que tenía al frente del campeonato por el abandono en Suzuka.

«Como dije antes de dejar el circuito, ahora empezamos otra vez de cero, dado que ahora entre Vettel y yo sólo hay cuatro puntos de diferencia y también los demás han recortado distancia. El ganador será aquel que logre ganar un punto más que los demás. Para conseguirlo hace falta tener un coche rápido, no cometer errores y esperar que los fallos de los demás no te perjudiquen demasiado, como ya nos ocurrió en Spa y luego en Suzuka. Sin estos incidentes la situación sería bien distinta».

«Está claro que hay algunos equipos que en este último periodo de la temporada han dado un paso adelante importante, mientras que nosotros no hemos hecho lo mismo, especialmente en cuanto a cómo se comporta el coche en ciertos tipos de circuitos. Sin embargo, también es verdad que en Monza, por ejemplo, tuvimos un coche lo suficientemente bueno como para hacer pole, mientras que en Singapur nos perdimos un poco».

«En cierta manera, en Suzuka también sufrimos, aunque Felipe mostró ser bastante competitivo: si no fuimos tan rápidos como los Red Bull, al menos estuvimos al nivel de los demás. De hecho, estos altibajos están siendo la norma esta temporada: en Japón, el McLaren parecía menos fuerte que en carreras anteriores, mientras que Red Bull dio un paso importante, como también lo hizo Sauber».

«Se ha hablado mucho de nosotros porque todo el mundo se centra siempre en el equipo Rojo: aquí, por ejemplo, si probamos un alerón una vez y luego no lo usamos, es noticia, pero estas cosas suelen pasar regularmente en todos los equipos. Ahora, lo único que tenemos que hacer es volver al camino correcto y estoy seguro de que seremos capaces de hacerlo».

«Estoy convencido de que podemos estar en la lucha hasta el final», afirmó el piloto de Ferrari. «La gente que está trabajando en el coche es la misma que ha hecho un buen trabajo hasta ahora y no hay motivos para pensar que no van a poder hacer un buen trabajo de nuevo ahora. No olvidemos eso: si sigo liderando el Mundial es porque hemos sido capaces de mejorar el coche notablemente con respecto al inicio de la temporada y también porque somos capaces de sacar siempre el máximo de lo que tenemos».

«No nos han regalado nada, de hecho en Spa y Suzuka nos han despojado de posiciones que estaban fácilmente al alcance. No es fruto de algún tipo de milagro divino que estemos en esta posición; es un resultado del trabajo de todo el equipo, desde el primero al último. La F1 es un deporte de equipo: ganas y pierdes en equipo».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario