Previo Gran Premio de Corea 2012

Tras el vuelco que ha dado el mundial en el pasado Gran Premio de Japón, la F1 viaja ahora a Corea para afrontar la decimosexta ronda del campeonato, al frente de la clasificación se mantiene el piloto de Ferrari Fernando Alonso, tras su abandono en Suzuka, con sólo cuatro puntos de ventaja sobre Sebastian Vettel, al volante de un RB8 que recuerda a la facilidad de pilotaje de la temporada pasada.

El trazado coreano, terminado justo a tiempo para la primera carrera que se disputó aquí en 2012, presenta un enorme desafío para los equipos para intentar controlar la correcta degradación de los neumáticos, uno de los factores clave que se ha mantenido constante a lo largo de la temporada, aunque parece que los equipos han logrado mitigar sus efectos a medida que han ido pasando las carreras. La pista de Yeongam se usa muy poco a lo largo del año, por lo que la suciedad sobre el trazado, sobre todo en los entrenamientos del viernes, es otro punto a tener en cuenta.

Pirelli trae aquí sus compuestos más blandos, el blando (marcado con color amarillo) y el superblando (marcado de color rojo), para hacer frente a esa falta de adherencia, que será más pronunciada en clasificación que en carrera, los pilotos, al menos los destinados a luchar por la pole, tratarán de ahorrar neumáticos para disputar la definitiva Q3.

Con vistas a la carrera, el asfalto es relativamente abrasivo, unido a curvas de media y alta velocidad con elevadas cargas laterales, pueden hacer que el desgaste de las gomas sea clave para elegir la estrategia de carrera.

Mirando al campeonato de pilotos, Fernando Alonso intentará mantener a raya a Sebastian Vettel, tras el abandono en Suzuka del asturiano, unido a la victoria del alemán, han dejado en cuatro puntos la ventaja del de Ferrari. Como reconocía Alonso ahora se inicia un minicampeonato de cinco carreras en el que lucharán por hacerse con un tricampeonato los dos bicampeones en parrilla.

Con la victoria de Suzuka, el piloto de Red Bull es el único que ha logrado concatenar dos triunfos consecutivos esta temporada, pero lo más importante es que el RB8 dio signos de haber avanzado mucho en rendimiento, lo que acerca y mucho a Sebastian Vettel a su tercer título de F1.

Pero no todo son buenas noticias para los chicos de las bebidas energéticas, si algo nos ha enseñado esta temporada es a esperar lo inesperado, así que Yeongam será de nuevo escenario de la lucha de muchos pilotos, algo que va a condicionar enormemente la lucha por el título de 2012.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario