El «annus horribilis» de Michael Schumacher en la F1

Si afirmo que 2012 no está siendo un buen año para Michael Schumacher, al menos en resultados, no descubro nada nuevo pero con la decisión de prolongar su contrato con Mercedes en su cabeza esto podría convertirse en un factor determinante para el heptacampeón, que a pesar de dejarnos algunas perlas de su buena forma como el mejor crono de Mónaco, no ha cruzado la bandera a cuadros en seis ocasiones este año.

Y con el parón veraniego se habló de que aprovecharía estas cinco semanas hasta el Gran Premio de Bélgica 2012 para tomar una decisión, pero según el equipo al parecer van a necesitar algo más de tiempo para poder anunciar una decisión.

Quizás van a analizar lo ocurrido en los once Grandes Premios que se han disputado hasta la fecha. Pero una rápida ojeada a la clasificación de pilotos ya no augura nada bueno. Está duodécimo con 29 puntos, un abismo de 135 puntos le separan del líder Fernando Alonso.

Si lo comparamos con su joven compañero Nico Rosberg, tampoco hay para muchas alegrías, está seis puestos por encima con 48 puntos de ventaja. Y en lo que respecta a la colaboración del veterano piloto a la clasificación de su equipo vemos como Sauber amenaza el quinto puesto de Mercedes, si Schumacher hubiese sumado el mismo nivel de puntos que Rosberg se habían ido de vacaciones pensando en alcanzar a Ferrari que en defenderse del equipo suizo.

Pero viendo en detalle los resultados de cada carrera, parece que podría tener más culpa su equipo que el piloto. Ha abandonado en seis carreras: Australia, China, España, Mónaco, Canada y Hungría. De ellas, sólo en Barcelona ha sido culpa del piloto, el choque con Senna, el resto tienen como culpable a su coche y los problemas técnicos.

Las otras cinco carreras se saldaron con dos décimos, dos séptimos y un tercero que le subió a su primer podio desde el año 2006, cuando logró la que también fue su última victoria en el Gran Premio de China de 2006.

En las que no cruzó la bandera a cuadros, en Melbourne se estropeó la caja de cambios, en Shanghai no apretaron bien la rueda en boxes, en MonteCarlo falló la presión de la bomba, en Montreal un problema con el DRS y en el reciente Gran Premio de Hungría un problema técnico le hizo abandonar.

Está claro que seis no es el récord de abandonos en una temporada, ese está en manos de Ivan Capelli (1989), Andrea de Cesaris (1987 y 1986), Piercarlo Ghinzani (1986) y Rubens Barrichello (1997), todos ellos con 14 abandonos en la temporada, aunque en el caso de Barrichello con 17 carreras en esa temporada y los otros en 16, por tanto el porcentaje es de 82,35% para el brasileño mientras que los otros con 87,5%.

Los seis abandonos de Schumacher en 2012 suponen un porcentaje del 54,55% sobre las once carreras disputadas hasta la fecha. No es tampoco el récord, pero si que es el peor ratio del Kaiser desde que participa en la F1.

En valor absoluto, seis retiradas está a sólo una de las siete veces que se quedó sin cruzar la bandera a cuadros en 1993, aunque le porcentaje en aquella ocasión sobre 16 carreras disputadas es del 43,75%. Como es obvio, si logra no aumentar los abandonos ese porcentaje se reducirá a medida que se disputen carreras.

Por ahora, con seis abandonos igual sus temporadas de 1996, que con 16 carreras alcanzó un porcentaje de 37,5%, y de 2005, cuando con 19 carreras disputadas llegó a un porcentaje de abandono del 31,85%.

Si no abandona en más carreras y teniendo en cuenta los 20 Grandes Premios que quedan por delante, el porcentaje de abandonos se reduciría hasta el 30%,

Pero no todo van a ser cosas malas para el hombre récord de la F1, la reanudación de la acción en pista traerá para Schumacher el nombramiento de ciudadano de honor de la ciudad de Spa, localidad en la que se ubica el mítico circuito.

Será el próximo jueves, justo antes de que de comienzo el Gran Premio de Bélgica 2012, cuando el alcalde hará entrega de este honor al piloto alemán «por su contribución al deporte y por dar a conocer la región en el mundo».

Así la carrera número 300 del Kaiser tendrá el mismo escenario que su debut en la F1 en 1991 y también en trazado en el que logró su primera victoria al año siguiente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario