Binotto sobre Marchionne: “Tenías que responder a los 30 segundos”

Mattia Binotto ha decidido dirigir la mirada hacia la fábrica de Maranello, tiene que encontrar el modo de recuperar la competitividad en las pistas de Fórmula 1. Las esperanzas están en sacar un nuevo motor que mejore el rendimiento y un diseño del coche para 2021 que corrija los problemas del actual. Pero sin perder de vista lo importante, la temporada 2022 con el cambio de reglamento.

Esta ha sido una temporada muy complicada para el equipo Ferrari, a falta de una carrera son sextos en el campeonato 41 puntos por debajo de Renault y con AlphaTauri presionando a 28 puntos. Pero independientemente de la posición en el campeonato, está claro que el monoplaza no funciona, sobre todo para Sebastian Vettel, a pesar del podio de Turquía. Los pilotos de Maranello no han logrado pasar el último corte de clasificación y han terminado fuera de los puntos en muchas carreras.

Esto ha tenido que ser una presión enorme para Mattia Binotto, jefe del equipo, sobre sus hombros recae en última instancia la responsabilidad de que el equipo no obtenga resultados. Sobre todo teniendo en cuenta que han perdido mucho ritmo con respecto a la temporada anterior. Aun así, Binotto aseguró en una entrevista a la página oficial del campeonato que había más presión con Sergio Marchionne, anterior presidente y director ejecutivo de Ferrari.

Marchionne fue presidente de Ferrari desde 2014, cuando reemplazó a Luca di Montezemolo, hasta su repentino fallecimiento en 2018. En esos años Mattia Binotto pasó de ser responsable de motores de Maranello a dirigir el departamento técnico, lo que fue aumentando la presión sobre sus responsabilidades por parte de Marchionne.

“La presión estaba ahí, sin duda”, admitió Binotto. “Eso fue lo más difícil de tratar con él. La presión era tal que siempre tenías el móvil a tu lado, día y noche. Si te mandaba un Whatsapp tenías que responder a los 30 segundos. Ese es el tipo de presión al que estabas sometido”.

Fue preguntado por si esa presión constante podría haber sido la que llevó a Ferrari a sobrepasar la normativa de 2019 y ser investigado por la FIA, que finalmente se saldó con un acuerdo con el organismo regulador del que no se conocen los detalles. Binotto considera que es parte de este deporte hacer una interpretación ventajosa de las normas, aunque entiende que siempre se va “muy al límite”.

Cuando se le preguntó cual es su relación con el sustituto de Marchionne, Louis Camilleri, respondió con halagos al actual CEO de la marca italiana: “ES un gran hombre, un gran amigo, diría yo. Creo que encontré un amigo en Louis, me apoya mucho. Entiende la importancia de la estabilidad, entiende la importancia de invertir”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.