La F1 discute prohibir el túnel de viento a partir de 2030

Toda medida que pueda ayudar a los equipos a controlar el presupuesto es siempre bienvenida, aunque en este caso habría que tener claro que no afecta a la seguridad de los pilotos. Sin que se pueda probar realmente como va a reaccionar el monoplaza en pista, bajo ciertas circunstancias, podría poner en peligro a quien está pilotando.

Entre las medidas a largo plazo que podría adoptar la Fórmula 1 está la de prohibir el uso de túneles de viento para el desarrollo de los monoplazas a partir de 2030. Ante los avances tecnológicos el uso del túnel de viento podría ser sustituido por simulaciones por ordenador y eso ayudaría con la limitación presupuestaria tan importante para la supervivencia de la categoría.

«Creo que todo es posible a medida que la tecnología mejora, tal vez sea lo correcto», dijo Gunther Steiner, jefe de Haas, sobre este asunto que se ha tratado en una de las últimas reuniones de la Comisión de Trabajo de la F1. «Creo que es demasiado pronto para llegar a una conclusión, pero si es hacia donde vamos, tienen mi apoyo».

También el jefe de Mercedes, Toto Wolff, confirmó que hay un acuerdo amplio sobre la prohibición del túnel de viento, aunque cree que es un tema que debe revisarse a fondo. Un cambio de este calado no debe tomarse a la ligera, aunque con una década por delante es posible evaluarlo con calma.

«No debemos olvidar que estos monoplazas son los más rápidos del planeta con la mayor carga aerodinámica y no queremos experimentar directamente con los pilotos en un coche basado en diseño por ordenador», dijo Wolff recordando que esto podría afectar a la seguridad de los pilotos.

«Pero creo que establecer como objetivo prohibir los túneles de viento en 2030 podría funcionar para todos y nos ayudaría a hacer que el deporte sea más sostenible desde el punto de vista financiero». agregó el jefe de Mercedes.

Uno de los grandes problemas de la F1 ha sido siempre lidiar con el control del presupuesto. Si se añade libertad, los equipos gastarán más y más para intentar obtener resultados a cualquier precio. Eso para los que pueden disponer de un presupuesto casi ilimitado, pero los equipos pequeños verían imposible alcanzar a los más rápidos y terminaría con dos grupos de monoplazas en pista lo que dificultaría enormemente el campeonato. Por no hablar de la mala imagen que se daría a los aficionados.

Deja un comentario