La F1 no es corrupta, insiste desafiante Ecclestone

Bernie Ecclestone ha expuesto su defensa con más fuerza tras la condena de Gerhard Gribkowsky por el asunto del soborno, donde el patrón de la F1 sale mal parado al considerarle el tribunal pieza clave, por lo que podría iniciar acciones legales contra el millonario británico.

En su defensa, Ecclestone, dice que sin lugar a dudas las denuncias vertidas sobre él por el banquero ahora condenado a ocho años y medio de cárcel son del todo «falsas».

«El tribunal hizo lo que tenía que hacer, pero ese hombre está mintiendo», insistió el director ejecutivo de la F1 a la revista alemana Focus.

Ecclestone afirmó que el pago de los 44 millones de euros que el tribunal dice que pagó a Gribkowsky, fueron una extorsión del banquero relacionada con asuntos fiscales británicos, algo por lo que la justicia del Reino Unido investiga sus cuentas.

«Yo soy un hombre de negocios», dijo el británico. «Siempre estoy sopesando entre las oportunidades, riesgos y complicaciones».

Aunque hay rumores de que algunos en el deporte están nerviosos sobre la posible asociación con la corrupción, Ecclestone dijo que su retiro como director ejecutivo de la F1 sería contraproducente.

«Durante más de 40 años», dijo Ecclestone, «mis socios han confiado en un apretón de manos. No hay prácticas corruptas en la F1».

Ecclestone también negó el vínculo entre el escándalo que ha desatado el asunto y el retraso de la salida a bolsa de la F1, aunque admitió que la situación de Gribkowsky ha resultado «poco útil».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario