Ferrari y Renault rechazan la congelación en el desarrollo de motores

Tanto Ferrari como Renault afirman que no secundarán la medida impulsada por Red Bull para congelar el desarrollo de motores a partir de 2022.

La salida de Honda a finales del próximo año provocará cambios, entre ellos la creciente necesidad de Red Bull de hacerse cargo del desarrollo de motores y las operaciones del fabricante japonés, pero sólo si se congela el desarrollo de motores.

Por parte de Mercedes, su jefe de equipo ya ha anunciado que apoyará el plan de la marca de bebidas energéticas en lo que respecta al desarrollo de motores en F1.

“Tienen el motor más potente, por lo que estarían contentos si las regulaciones se congelan durante los próximos 20 años”, dijo con sorna el jefe del equipo de Red Bull, Christian Horner.

Pero del otro lado se encuentran Ferrari y Renault que no ven con buenos ojos esa congelación en el trabajo sobre los motores, lo que daría una enorme ventaja a Mercedes, quien ahora mismo tiene el motor mas potente de la parrilla.

“Estamos absolutamente en contra de congelar el desarrollo”, dijo Louis Camilleri, CEO de Ferrari, a La Gazzetta dello Sport. “Algo así no representa el espíritu de la Fórmula 1. Además, el desarrollo ya está restringido”.

El jefe de Renault, Cyril Abiteboul, está de acuerdo: “Hace seis meses hicimos una solicitud similar, pero Red Bull y Honda estaban en contra. Lo aceptamos”.

“Pero ahora no vamos a parar, porque un mayor desarrollo de la unidad de potencia es un aspecto importante para nosotros. Por eso no aceptamos esta propuesta”, agregó.

Y aunque apoya la congelación, el jefe de equipo de Mercedes, Toto Wolff, deja en claro que no apoyaría la idea de permitir que los fabricantes trabajen para lograr que todos los motores de la parrilla funcionen al mismo nivel.

“Si eso llega a estar activo, será el principio del fin de la Fórmula 1”, dijo. “Puede funcionar en otras categorías de carreras, pero no es para la F1”.

Y es que la máxima categoría del automovilismo siempre ha desprendido ese halo de innovación y prestaciones al máximo nivel, ¿cuál sería la justificación para limitar todavía más el desarrollo de motores? Hay que tener en cuenta la rebaja en la motorización de los monoplazas en los últimos años, lo que ha dejado una mala sensación entre los aficionados.

Deja un comentario