GP España 2013: Análisis técnico

Circuit Catalunya MontmeloQuinta carrera de la temporada, Gran Premio de España 2013, llegamos al Circuito de Cataluña, un trazado de 4655 metros con curvas en su mayoría de alta velocidad donde se alcanza una media de velocidad en F1 de 192 km/h y una velocidad punta máxima de 323 km/h.

El trazado catalán se mantiene el pedal a fondo en el 55% de la vuelta, presentando tres puntos clave para comprender este circuito: las tres primeras curvas, la curva 10 y los giros de la 14 a la 16.

La primera curva llega al final de la recta principal con 1 kilómetro de longitud, donde se alcanzan la máxima velocidad, más de 300 km/h. El coche se ve sometido a una fuerte frenada para poder tomar la primera curva, que se haca a unos 140 km/h.

A mitad de la primera curva los pilotos comienzan a acelerar para afrontar las dos siguientes curvas, y ya que el trazado comienza a ascender los coches tendrán tendencia al sobreviraje. Esto provocará una elevada carga lateral sobre los neumáticos, este es uno de los puntos que puede dejar sin gomas al coche y arruinar la vuelta.

La pista comienza a descender al llegar a la curva 10, este es el punto con la frenada más complicada de todo el trazado, los coches llegan a 300 km/h y deben tomar la curva a poco más de 70 km/h, suele ser frecuente ver salidas de pista en este punto, sobre todo en los entrenamientos cuando los pilotos están buscando los límites.

Los ingenieros deben trabajar en este punto para lograr un buen equilibrio, tratando que el cambio de velocidad sea lo más suave posible, ayudando así a controlar el bloqueo de las ruedas y minimizando el desgaste de los neumáticos.

La salida de la curva 10 necesita potencia para realizar la pequeña subida con la que encuentran los pilotos, hacer que la potencia del motor llegue a las ruedas con suavidad evitará una excesiva degradación en las gomas.

Circuit de Catalunya

De la curva 14 a la 16 nos encontramos con una chicane y con la última curva que da entrada a la recta de meta. La chicane es un punto conflictivo, con un trazado de alta velocidad este punto lento se convierte en un problema añadido para la configuración del monoplaza.

La salida de la chicane con una buena tracción es muy importante y a menudo marca la diferencia en el tiempo por vuelta, en frente se encuentran con la curva 16, llegar con una buena velocidad ayuda a encarar la recta de meta para sacar el mayor rendimiento al coche.

A pesar de los obstáculos de la pista, los equipos tienen bien conocido el circuito de Montmeló por la cantidad de kilómetros que se hacen los entrenamientos de pretemporada, así que es probablemente la carrera en la que tienen más información para poner a punto los coches. Como añadido, este año Pirelli suministrará un juego extra en Barcelona para los entrenamientos del viernes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario