Horner espera poder tener claro el motor de Red Bull este mes

Red Bull necesita saber cuanto antes que motor usará para 2022, el jefe del equipo Christian Horner ser marca como límite este mes. Tomar una decisión pronto ayudará al equipo a avanzar en el desarrollo del monoplaza en un año en el que muchos equipos han puesto la esperanza de poder desbancar a Mercedes de su dominio en pista.

Tanto Red Bull como AlphaTauri se han encontrado con un problema importante cuando el fabricante japonés Honda anunció que dejaría la Formula 1 al finalizar las 23 carreras del calendario de la próxima temporada. Esto dejará solo a tres proveedores de motores en la parrilla de 2022.

Con el reglamento en la mano, Renault está obligado a suministrar a los dos equipos de las bebidas energéticas la unidad de potencia en el caso de que no lograsen encontrar otra opción por ellos mismos. Aunque ni Red Bull ni la marca francesa querrían tener que volver a trabajar juntos. Entre las opciones que se barajan está que Red Bull se quede con la propiedad intelectual del fabricante japonés y poder continuar el desarrollo del motor Honda.

Una y otra parte ya habrían mantenido negociaciones para que esta posibilidad se transforme en una realidad. De ese modo, el desarrollo del motor pasaría directamente a depender del equipo, quien se haría cargo de las instalaciones de Milton Keynes y los ingenieros de Honda que ahora trabajan allí.

«Creo que nuestra opción preferida sería continuar con el motor que estará en el monoplaza el año que viene, obviamente rebautizado como otra cosa», dijo Horner. «Si podemos llegar a un acuerdo con Honda sobre la propiedad intelectual y el producto en el futuro, sería una lástima ver esos motores en un almacén en algún lugar de Japón. Llegar a un acuerdo sería la mejor opción».

Aunque no todo son ventajas, si se opta por esta opción Red Bull quiere que se congele el desarrollo de motores de todos los fabricantes. Mercedes ya ha confirmado que ellos aceptarían congelar el desarrollo del motor, pero Ferrari y Renault, aunque no han mostrado abiertamente su postura, han insinuado que no estarían a favor de esta opción.

Lo ideal para el equipo sería tener una confirmación a finales de noviembre, aunque ha reconocido que Adrian Newey seguirá presionando para tratar de llegar a un acuerdo más allá de esa fecha. Oficialmente el pistoletazo de salida para comenzar a trabajar en el coche de 2022 es el 1 de enero de 2021.

«Adrian es siempre el último punto de la negociación para este tipo de cosas, se mantendrá a la altura de cuál es la mejor opción, pero hay algunas cuestiones prácticas que deben decidirse», dijo Horner. «Los temas de motor tienen un tiempo largo y si tuviésemos que asumir un proyecto como este hay mucho trabajo entre bastidores que hay que poner en marcha. Siendo realistas a finales de mes tenemos que tener una postura clara».

Deja un comentario