El incierto futuro de Lewis Hamilton

El futuro de Lewis Hamilton sigue envuelto en una nebulosa, él ya ha declarado que no se encuentra del todo a gusto en McLaren y que está considerando seriamente dejar el equipo al final de la temporada, a las puertas del Gran Premio de Canadá 2012 el campeón de 2008 expresó que no tiene ninguna prisa por firmar un contrato de renovación con su equipo.

El director de McLaren Jonathan Neale manifestó esta semana que el equipo quiere mantener al británico en sus filas, algo bastante lógico si tenemos en cuenta que el piloto británico es casi un producto de la factoría de Woking.

Sin embargo el piloto fue consultado en Montreal sobre la posibilidad de esperar hasta que termine la temporada para tomar una decisión a lo cual el mismo respondió: «Posiblemente, yo no tengo ninguna prisa así que no hay necesidad de hacerlo ahora».

Los rumores indican que el tema no es un asunto de dinero, sino que Hamilton también desea tiempo y libertad para explotar su imagen en términos comerciales libremente sin rendir cuentas al equipo.

Aunque aseguró al diario londinense Evening Standard que la prolongación del contrato es una posibilidad: «En algún momento tendremos que sentarnos a hablar y comenzar a planificar. Estoy muy feliz donde estoy, así que creo que puede ser bastante simple».

Por el momento el futuro de Hamilton flota dentro de una burbuja que tiene más dudas que certezas. Mientras tanto, sus rivales aprovechan la situación y equipos como Mercedes, Red Bull y Ferrari lo consideran como opción de reemplazo para Michael Schumacher, Mark Webber y Felipe Massa respectivamente. Todos pilotos cuyos contratos finalizan a finales de ésta temporada.

«Sé que Sebastian Vettel ha dicho que quiere correr para Ferrari y Mercedes, equipos con gran tradición. Pero yo no siento como si fuera un sueño el hecho de pertenecer a Ferrari. Conduzco otra gran marca que hace coches hermosos y con mucha historia», sentenció Hamilton.

Por el momento el británico ha sido el piloto más rápido en Montreal, seguido por los dos Ferrari casi pegados, tan pegados como el resto de coches, hasta 13 monoplazas en 7 décimas y el fin de semana no ha hecho más que empezar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario