Los planes de la F1 en Río de Janeiro se topan con problemas ambientales

Las esperanzas de Río de Janeiro de asegurar una carrera de Fórmula 1 se han visto afectadas.

A principios de este mes, el director ejecutivo de F1, Chase Carey, escribió al alcalde de la ciudad brasileña para informarle que, en principio, se había llegado a un acuerdo con los promotores de carreras.

«Estos acuerdos están listos para ser ejecutados y anunciados por la Fórmula 1 una vez que las autoridades pertinentes hayan emitido todas las licencias necesarias», dijo.

Entre esas licencias se encuentran las relacionadas con la autorización ambiental, en medio de preocupaciones sobre el impacto potencial de la construcción del circuito en el ecosistema cercano de Comboata.

El martes se publicó un informe ambiental y La Presse afirma que el plan F1 contiene numerosos «errores» y «omisiones» que resultarían en daños al bosque tropical.

El INEA, organismo público estatal de protección ambiental de Río, cree que sería más prudente construir un circuito «en otros lugares con características ecológicas menos complejas».

El consorcio Rio Motorsports dijo que no comentaría «antes de la conclusión del proceso».

A principios de octubre, Lewis Hamilton indicó que se oponía al proyecto de Río porque «lo más sostenible que se puede hacer es no talar árboles».

Deja un comentario