Rosberg tuvo doble celebración en Mónaco

Nico Rosberg celebracion Monaco 2013El famoso Amber Lounge de Montecarlo es cada año el foco de la fiesta que continúa la ceremonia de champán. Esta experiencia nocturna, sólo apta para VIPs se ubica en la playa Le Meridien, en el hotel Plaza, situado en la bahía de Monte Carlo. Hace 10 años, corría el GP de Mónaco 2003 cuando Sonia Irvine, hermana del ex-piloto irlandés Eddie Irvine, fundó el Amber Lounge. La premisa del establecimiento fue crear un verdadero punto de acceso VIP, que debería reflejar el glamour y la exclusividad de un evento con tanta clase como lo es la Fórmula 1, cada año, en Mónaco.

Hoy en día, el Amber Lounge, de hecho, es el lugar de encuentro para los ricos y famosos del pequeño principado y sus huéspedes, donde pasan sus noches de jueves a domingo, además de poder disfrutar durante el día viendo a los conductores de la categoría reina en acción. Este negocio se encuentra también en Shanghai, Valencia y Barcelona, y desde esta temporada, además, en Singapur, Abu Dhabi y Austin.

Casi ningún lugar en el mundo es tan glamuroso como Mónaco durante este fin de semana. Por lo tanto, según informó la publicación alemana Speed Week, en la Costa Azul francesa, debidamente se celebró su décimo aniversario hace tres noches. Todo comenzó el viernes por la noche con un desfile de moda, cuyo beneficio fue a parar al fondo de ayuda de Nelson Mandela para la Infancia. Allí pudimos ver participando, entre otros a Jenson Button, Valtteri Bottas, Jules Bianchi, Max Chilton, Giedo van der Garde y Adrian Sutil se aventuraron en la pista.

El sábado llegaron por fin las grandes estrellas como David Hasselhoff, Julian Lennon, Eddie Irvine, Rachel Hunter, Tony Hawk y Michael Johnson, el que fue en su día el hombre más rápido del mundo. La música nocturna era para vivirla. Al tener el viernes libre, más de la mitad de los pilotos aprovecharon para celebrar la ocasión hasta altas horas de la madrugada.

Además, estuvieron presentes más personajes del mundo del motor como David Coulthard, Mika Hakkinen, Eddie Irvine, Alain Prost y Alex Wurz. Nico Rosberg, el indisctutible ganador del Gran Premio de Mónaco en este año, dijo: «Estas son las mejores fiestas del año para mí y para mis amigos, siempre son una maravilla». Razones para sonreír no le faltaban al alemán. Se había hecho con la victoria en el mismo circuito en el que su padre lo hizo 30 años antes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario