Russell esperaba haber ganado ya su primera carrera

George Russell esperaba haber subido a lo más alto del podio a estas alturas de la temporada, la realidad ha sido bien diferente para Mercedes: por el momento, están lejos de Ferrari y Red Bull.

Y es que el joven piloto de Mercedes espera un inicio bien diferente de su temporada con la escudería alemana, que nos tenía acostumbrados a verles tomar la delantera año tras año. Pero 2022 ha sido muy diferente, el cambio de normativa, ya previsto y trabajado, ha modificado sustancialmente el orden de parrilla.

Russell ha logrado una racha de siete carreras consecutivas terminando entre los cinco primeros, algo muy loable pero lejos de las expectativas del piloto británico que esperaba haber ganado alguna carrera a estas alturas y poder estar luchando por el campeonato con su compañero de equipo.

“Creo que si me hubieras dicho antes de la temporada que estaríamos en la séptima carrera y que no tendría una victoria, definitivamente me habría decepcionado un poco”, dijo Russell. “Pero creo que dado el ritmo del coche y el rendimiento del equipo, estoy razonablemente satisfecho con mi desempeño”.

“No veo muchas carreras en las que podríamos haber logrado un mejor resultado, pero definitivamente tenemos espacio para mejorar. Te esfuerzas constantemente por sacar más, para entender el monoplaza y los neumáticos. Y, ya sabes, quiero luchar por este campeonato”, añadió el piloto de Mercedes en declaraciones a la web del campeonato.

Pero sus expectativas están lejos de ser realistas, mucho tendrían que cambiar las cosas para que Mercedes pudiese estar al nivel de Ferrari y Red Bull. Y no parece que eso vaya a cambiar en el corto plazo, quizás hacia final de temporada podrían haber dado con la tecla para mejorar su posición en parrilla; y eso les llevaría directos a la próxima temporada.

“Tenemos que enfrentarnos a Max [Verstappen] en Red Bull y, obviamente, Charles [Leclerc] está haciendo un trabajo extremadamente bueno en este momento con Ferrari”, añadió al tiempo que habló de la necesidad de que su equipo consiga mejorar el monoplaza y puedan estar en disposición de disputarle una carrera a Ferrari y Red Bull.

Este fin de semana se disputa el Gran Premio de Azerbaiyán 2022, una carrera con un trazado urbano y con características similares a la última carrera en Mónaco. Por lo que las expectativas para Mercedes no son nada halagüeñas. Andrew Shovlin, director de ingeniería de pista del equipo alemán, ya avisó que los problemas podrían ser similares en la carrera de Bakú.

“Fue mucho más difícil hacer que el coche funcionara en Mónaco que en Barcelona”, dijo Shovlin. “En Barcelona demostramos que teníamos un buen ritmo de carrera, aunque sabemos que todavía queda trabajo por hacer para cerrar la brecha con Red Bull y Ferrari”.

“Bakú podría representar algunos desafíos similares [a Mónaco]; sin embargo estamos trabajando en algunas áreas para tratar de mejorar ese pilotaje, tratar de hacer que el monoplaza se acerque un poco más a su ventana óptima, aunque somos muy consciente de que, además de añadir un rendimiento básico al coche, tenemos que hacerlo funcionar en una gama más amplia de circuitos”, añadió el ingeniero de Mercedes.

Destacado: Horario de la próxima carrera de F1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.