Schumacher esquiaba fuera de pista deliberadamente y no ayudó a nadie

Michael Schumacher Belgica 20 aniversario 2011La justicia francesa que investiga el accidente que sufrió el 29 de diciembre Michael Schumacher, quien se encuentra en coma desde entonces, descartó este miércoles que los esquíes fueran la causa del mismo, y aseguró que la estación de Méribel «respetó» las normas de señalización de pista. El estado de los esquíes y el balizado de las pistas son esenciales para establecer posibles responsabilidades del accidente que mantiene al expiloto alemán de Fórmula 1 en estado «crítico, pero estable».

La investigación determina que el expiloto iba a velocidad «normal» cuando se cayó y se golpeó la cabeza contra una roca situada a ocho metros.

Schumacher «eligió deliberadamente ir» a esquiar a la zona fuera de pista, donde sufrió el accidente, según aseguró el fiscal de Albertville, Patrick Quincy, durante una multitudinaria conferencia de prensa. La investigación judicial «ha avanzado bien», añadió el fiscal. Dicha investigación se apoya en testimonios de expertos y trabajadores de la estación de esquí, de los profesionales que alquilan el material y de testigos del accidente, así como en las imágenes filmadas por la cámara que el siete veces campeón del mundo llevaba fijada al casco.

La grabación no muestra que Schumacher saliese de la pista marcada para ayudar a un amigo que se había caído, como aseguraron allegados del expiloto a los medios de comunicación. En las imágenes «no se le ve socorrer a nadie», y no hay ningún elemento en el procedimiento que atestigüe tal hecho, precisó el fiscal del caso.

En respuesta a una pregunta, el fiscal indicó que aunque la reglamentación en vigor sobre el marcado de las pistas fue respetada por la estación de Méribel (Alpes franceses), será «planteado y examinado el asunto de la ‘pista de facto’». «’La pista de facto’ es un argumento jurídico que convertiría a la zona del accidente en ‘falso fuera de pista’, lo que hubiera podido hacer que Schumacher se equivocara».

Velocidad normal

Schumacher, «muy buen esquiador» se deslizaba «a una velocidad totalmente normal en ese tipo de terreno», repitiendo los pequeños giros para controlar el ritmo, indicó Stéphane Bozon, comandante de la unidad de la Gendarmería francesa a cargo de la investigación. Sin embargo, el fiscal Patrick Quincy señaló que la velocidad a la que esquiaba «no es un elemento particularmente importante para los investigadores».

Así, el comportamiento de Schumacher sólo sería examinado en un caso: si se reconoce la responsabilidad de Méribel por una problema de falta de señalización, a fin de establecer si una «falta de la víctima» exime a la estación parcial o totalmente de dicha responsabilidad. Schumacher se golpeó violentamente la cabeza contra una roca situada «a ocho metros» de la pista roja. Los médicos estimaron que el choque que sufrió en la cabeza tras romperse su casco ocurrió a velocidad elevada.

Por otra parte, el fiscal dijo que no le fue presentado el testimonio de un alemán que afirmó a la revista Der Spiegel que había filmado por casualidad a Schumacher en el momento del accidente.

Tomando la palabra por vez primera desde el 29 de diciembre, la esposa del piloto, Corinna Schumacher, hizo el martes un llamamiento a los periodistas, que la semana pasada habían acudido en gran número al hospital de Grenoble. «Es importante tener consideración por los médicos del hospital a fin que puedan trabajar en paz». «Por favor, dejen también tranquila a nuestra familia», escribió Corinna Schumacher en un comunicado dirigido a la prensa. «Les ruego que tengan confianza en las declaraciones de los médicos y se vayan del hospital», reiteró.