Singapur supone una encrucijada para las opciones de título de Alonso

GP SINGAPORE F1/2013La recta final de la temporada 2013 de F1 arranca en el Marina Bay de Singapur. Sebastian Vettel saldrá este domingo como líder, pase lo que pase, pero puede hacerlo con una comodidad sobrada y haciendo cálculos de en qué carrera se proclamará campeón por cuarto año consecutivo, o puede hacerlo mirando por el retrovisor a un Fernando Alonso que tratará, otro año más, de disputarle la corona hasta el final.

Tanto Alonso como Vettel ya saben lo que es mirar hacia las estrellas de Singapur desde lo más alto del podio. Lo han hecho en dos ocasiones cada uno, y repetir para cualquiera de los dos supondría toda una declaración de intenciones. A Vettel le sirve con ser segundo en todas las carreras que quedan para igualar los cuatro títulos de Alain Prost, pero eso no significa que vaya a ser conservador. A Alonso, todo lo que no sea ganar, no será suficiente.

El escenario para semejante objetivo no podría ser más original: Singapur cuenta con varios detalles que le hacen único. Primero, está considerado -y así se autoproclama- como el Mónaco asiático. Las calles de la ciudad que normalmente están abiertas al público se cierran por un fin de semana para dejar paso a los monoplazas del campeonato de Fórmula 1, tal y como ocurre en el principado europeo.

Si bien el Marina Bay cuenta con calles más anchas que el trazado monegasco, no será nada fácil adelantar. Sus 23 curvas le convierten en el circuito con más giros del campeonato, pese a que este año han retirado el Singapore Sling, la característica triple chicane. El objetivo es que no se llegue al límite establecido de las dos horas, como ocurriera en años anteriores. El temor constante de las tormentas, que retrasaría aún más la prueba, no hacen sino obligar a tomar estas decisiones. Pero, sin duda, si hay algo que diferencia Singapur del resto es que -de momento- es el único Gran Premio nocturno. Aunque aquí en Europa apenas notaremos diferencia horaria, los pilotos disputarán la clasificación a sus 21:00 horas y la carrera a sus 20:00 horas.

Alonso y su compañero de hoy… y de mañana

Pese a que la emoción en pista está garantizada, lo que ha hecho correr ríos de tinta en las jornadas que han pasado entre la disputa del GP de Italia y la llegada a Singapur ha sido el cambio en la alineación de pilotos en Ferrari. Massa fuera, Räikkönen dentro. Y no parece que vaya a ser una transición fácil.

Por un lado, el que se va, Massa, lo hace ciertamente hastiado. En una entrevista a un medio de su país, el brasileño declaró que no iba a ayudar a Alonso en lo que queda de Mundial, sino que iba a pensar en él mismo. Desde una visión puramente egoísta, es lógico: tiene que demostrar que aún es competitivo para que le fiche algún equipo puntero en 2014. Sus opciones a día de hoy son McLaren y, precisamente, Lotus, el equipo del que ha salido Räikkönen para sustituirle. Y esta no ha sido una salida amistosa, según ha confirmado el propio piloto finlandés en la rueda de prensa oficial de la FIA. Raikkonen, con su sinceridad brutal por delante, ha sido muy claro: “Las razones por las que dejo Lotus son puramente económicas. No he recibido todo mi sueldo y es lamentable”.

Kimi también apagó el fuego acerca de una posible mala relación con el que será su nuevo compañero, Fernando Alonso. “Creo, sinceramente, que ya somos suficientemente mayores como para estas cosas. No hay razones para que tenga problemas con Alonso. Si pasa algo, lo hablaremos. No es como cuando teníamos 20 años. Igual me equivoco pero estoy bastante seguro: irá bien”.

La temporada 2013 se antoja demasiado larga para Ferrari, y ya desde hace demasiado tiempo. Fernando Alonso peleará con uñas y dientes mientras tenga opciones, pero la puerta que se abre con los cambios de 2014 obligan a decisiones arriesgadas. Y una de ellas fue sustituir a Massa por un piloto número 1, una idea que recomendó el mismo Alonso. “Cuando Ferrari decidió que era mejor sustituir a Massa después de tantos años para intentar traer nuevos aires, pensamos conjuntamente que Kimi era la mejor opción dadas las exigencias del año que viene con el cambio de normativa y toda la experiencia que será necesaria para desarrollar el coche en invierno. Mi opinión era que Kimi era la mejor opción, y le han cogido, así que estoy contento”, afirmó el piloto asturiano ante los medios españoles.

Hasta que llegue 2014, Massa será su aliado -aunque le pese- y Räikkönen su rival. Alonso tratará de quedar por delante de ambos, y no solo de ellos, sino también de los hombres de Mercedes. Lewis Hamilton y Nico Rosberg tratarán de demostrar que, como en el clásico Mónaco, en este también pueden ser muy competitivos. Ellos y, sobre todo, Sebastian Vettel serán las piedras en el camino de Alonso y Ferrari para este fin de semana. Enciendan las luces. Comienza el GP de Singapur.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario