Whiting argumenta la sanción impuesta a Hamilton en España

Charlie Whiting ha defendido la decisión adoptada por los comisarios de la FIA en el reciente Gran Premio de España, al relegar al piloto de McLaren Lewis Hamilton desde la pole hasta el último puesto de la parrilla por haberse quedado parado en la pista en su última vuelta y no regresar a boxes como establece el reglamento.

A pesar de que le llovieron las críticas a McLaren por cometer un error tan grave como ese, que dejó a Hamilton sin opciones de luchar por la victoria en Montmeló, la sanción impuesta fue demasiado dura, calificada de “draconiana” por la prensa internacional.

“Francamente no me esperaba la penalización que hemos recibido”, admitió el jefe del equipo Martin Whitmarsh tras conocerse la decisión de los comisarios a última hora del sábado.

De hecho, dado que el error del equipo con la cantidad de gasolina se produjo en la última vuelta de la Q3, ¿por qué no descartar el tiempo logrado en esa vuelta o todos los cronos de la última tanda? Esto dejaría al británico como mucho en el décimo puesto de parrilla.

“No teníamos margen de maniobra”, respondió Whiting, director de carrera de la FIA, a la revista alemana Auto Motor und Sport, cuando se hizo referencia la dureza de la sanción a Hamilton.

“Si hay una infracción, esta se aplica a toda la sesión, no sólo a una parte de ella”, confirmó en base a la correcta aplicación de la normativa. “La clasificación comienza en la Q1”.

Whiting explicó que si Hamilton sólo hubiese perdido su tiempo logrado en Q3, esto sentaría un grave precedente y podría tentar a otros equipos a correr el riesgo de no adaptarse a la obligatoriedad de tener una cantidad de gasolina para las verificaciones.

Auto Motor und Sport dijo que sólo una o dos muestras de gasolina son efectivamente revisadas tras la sesión de clasificación en cada Gran Premio, como es lógico nadie conoce que coches serán los elegidos.

Los pilotos pueden, por tanto, realmente “correr el riesgo” de usar menos gasolina de la permitida en la Q3, si la sanción cuando se les pille realmente va a ser muy suave, argumentó Whiting.

Recordó que el año pasado, en el Gran Premio de Alemania, Sebastien Buemi fue enviado al fondo de la parrilla cuando la muestra de gasolina que se analizó mostró irregularidades.

Como no fue posible comprobar si el combustible ilegal fue también utilizado en la Q1 y Q2, el piloto de Toro Rosso, ahora probador de Red Bull, tuvo que ser descalificado y enviado al último puesto de la parrilla de salida, añadió Whiting.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.