Hamilton y Button presentan el McLaren MP4-27

Esta mañana en un acto desde la base del equipo en Woking, los pilotos Lewis Hamilton y Jenson Button fueron los encargados de presentar el nuevo monoplaza de McLaren, el MP4-27, para la temporada 2012, un coche, que contra todo pronóstico, sigue conservando la suavidad de líneas de su predecesor.

McLaren reveló el aspecto del esperado MP4-27, que conservará el color plateado habitual en los coches del equipo británico en los últimos años, que cuenta con una parte trasera mucho más estilizada y que no tiene una “nariz” fea como se espera para todos los coches de este año, una vez visto el Caterham CT01 y los rumores que apuntan a algo similar en el Ferrari 2012.

Entre las particularidades técnicas que desveló el equipo destaca la mejora aerodinámica del coche en la parte trasera unido a la actualización del sistema de refrigeración del aceite de la caja de cambios.

El monoplaza se pondrá en pista el próximo día 7 de febrero en Jerez de la Frontera, primer día de entrenamientos oficiales de la pretemporada 2012, para preparar el inicio del mundial que será el 18 de marzo con el Gran Premio de Australia 2012, aunque antes realizará una prueba en pista en manos de Oliver Turvey este fin de semana.

“Tiene la estética más refinada que se ha visto últimamente”, dijo Hamilton tras destapar el MP4-27. “El equipo trabaja a partir de unos pilares firmes, por lo que somos cada vez más fuertes”.

Por su parte, su compañero Jenson Button calificó el coche de “hermoso” y quiso dar las gracias a “los chicos que han trabajado duro este invierno para desarrollar este coche”.

“Puede parecer una evolución directa del coche del año pasado, pero hemos analizado todas las áreas de rendimiento durante el invierno y todo el coche se ha beneficiado de un montón de ideas nuevas en todas las áreas”, añadió el campeón de 2009.

El jefe del equipo, Martin Whitmarsh, resaltó el hecho de que el MP4-27 sea una evolución del modelo del año pasado puesto que demostró su fortaleza en su lucha con el Red Bull, llegando al final de la temporada muy cerca del RB7 de Adrian Newey.

“Nuestro equipo de ingenieros continúa creciendo, los nombres clave en cada departamento son bien conocidos pero seguimos reclutando a jóvenes licenciados de los que estamos muy orgullosos”, dijo Whitmarsh, quien calificó a sus pilotos como “la pareja perfecta, que se complementa aportando una buena mezcla de experiencia, velocidad y agresividad”.