Se avecinan muchos cambios en la parrilla tras Spa

La parrilla de F1 que tendremos este fin de semana en Spa, posiblemente no se parezca en nada a la del siguiente Gran Premio en Monza, llega la revolución del mercado de pilotos.

Una vez la bandera a cuadros marque el final de carrera, se espera que llegue una avalancha de cambios. El Gran Premio de Italia una semana después conocerá una F1 diferente sin haber cambiado de temporada.

En primer lugar, con Force India, ahora rebautizado como Racing Point, Lance Stroll está listo para dejar Willimas y unirse al equipo que su multimillonario padre ha comprado.

“Veremos lo que mi padre decide hacer conmigo”, dijo Stroll, de 19 años, en Spa. “Espero que me lleve”.

Y con ese cambio de asiento a mitad de temporada, el Williams pasará al piloto reserva Robert Kubica. El retorno del piloto polaco tras la larga recuperación de su accidente en el rally Ronde di Andora, poco antes del inicio de la temporada 2011.

Volviendo a Racing Point, si llega Stroll, alguien tiene que salir. Y quien tiene todas las papeletas es Esteban Ocon, quien ya acaba pasar por la fallida contratación de Renault para 2019.

“Tuvimos una oportunidad allí y ahora se ha ido”, dijo Ocon en Spa. “Lo que viene después no lo sé. Dejo las negociaciones a mi manager y a Toto Wolff”.

Ocon podría pilotar el McLaren en Monza

Entre rumores y medias confirmaciones, el paddock especula con que Ocon realmente fichará de inmediato por McLaren, en sustitución de Stoffel Vandoorne.

“Hasta ahora solo es un rumor. Ya veremos”, dijo Ocon. “Si hay una posibilidad, vamos a explorarla. Pero si la oportunidad es permanecer en Force India, también estaría contento”.

Vandoorne, la víctima potencial de la llegada de Ocon a McLaren, rechazó esta posibilidad.

“He estado cerca de Alonso toda la temporada. Por eso estoy seguro de que pilotaré en Monza”, dijo el belga.

“Pero en la F1 nunca se tiene la seguridad de asiento al cien por cien, incluso aunque tus resultados sean buenos”, dijo Vandoorne a RTBF.