Cómo y cuando cambiar el aceite del coche

A través de esta guía paso a paso conocerás todos los detalles de una de las operaciones de mantenimiento del vehículo más frecuentes y más importantes, la salud de tu motor irá en ello

Cambiar el aceite del motor de tu coche te ayudará a mantener en las mejores condiciones el alma de tu vehículo, el motor. Tanto el aceite como el filtro de aceite te ayudarán a que funcione correctamente, si hiciésemos una analogía con el cuerpo humano, el aceite sería como la sangre, así de importante resulta su labor.

Todo lo que inviertas en el cambio de aceite será en beneficio de la vida útil del motor y de las prestaciones de este en las situaciones que requieran una mayor exigencia.

¿Para qué sirve el aceite en el coche?

El aceite del motor juega un papel esencial, sirve para mantener lubricadas las piezas móviles evitando su desgaste. Esto alargará la vida del motor, pero para que cumpla correctamente su función debe ser renovado de forma periódica, junto con el filtro de aceite que es el encargado de retener las partículas e impurezas que puedan estar sueltas dentro del motor.

Adicionalmente a la lubricación de las partes móviles, reduciendo la fricción que se genera por la combustión interna, el aceite también limpia, evita la corrosión y ayuda a reducir la temperatura del motor.

¿Qué problemas puede ocasionar la falta de aceite en el motor?

Como hemos comentado, su principal función es lubricar por lo que si quedase sin aceite las consecuencias serían muy graves. Si el motor el coche funciona sin aceite las piezas rozarán entre sí provocando sobrecalentamiento, desgaste excesivo y, en el peor de los casos, rotura de las piezas. Así que es importante realizar correctamente el cambio de aceite al coche.

Más en taller: 7 maneras de arreglar un pinchazo

Principales tipos de aceite de motor

Todos los vehículos necesitan aceite en sus motores, a los que se añaden aditivos para mejorar su rendimiento. Estos son los principales tipos que podemos encontrar:

Aceite sintético

Este tipo de aceite de motor es el resultado de un proceso de químico donde se consigue que las moléculas sean más uniformes que otros aceites que podemos encontrar en el mercado. Esta característica ayuda a que se encuentre un menor número de impurezas.

Estos aceites están preparados para ofrecer el mayor rendimiento posible y funcionan mejor cuando las temperaturas son extremadamente altas o bajas.

Aceite semi-sintético

Con el aceite semi-sintético se logra una mayor resistencia a la oxidación (comparado con el aceite mineral o convencional), ofreciendo un excelente rendimiento cuando se trabaja a bajas temperaturas. Este tipo de aceite de motor se logra con la mezcla de aceite mineral y sintético.

Aceite de motor de alto kilometraje

Un aceite realmente particular pensado para los vehículos con más kilómetros, no nos referimos a coches que recorran grandes distancias, sino a aquellos vehículos que tengan más kilómetros registrados en su cuentakilómetros. Está especialmente indicado para los coches que han sobre pasado los 120 mil kilómetros.

Incorpora una serie de aditivos que ayudan a mejorar el rendimiento de los motores con mayor vida útil, ayudando a reducir el quemado de aceite y a sellar las microfugas que van apareciendo en los motores más viejos.

Aceite mineral o convencional

Es el tipo de aceite más habitual, tras su obtención no se ha sometido a ningún proceso extra y podemos encontrarlo en un amplio rango de viscosidades y calidad. Su uso está recomendado en aquellos motores más sencillos o donde su funcionamiento se de en condiciones regulares, con temperaturas suaves.

Vídeo sobre los tipos de aceites de motor

Indice de viscosidad, la nomenclatura del aceite de coche

Aunque existen otras formas de clasificar el aceite, la norma SAE es la más extendida e informa del índice de viscosidad del aceite de motor. A través de esta nomenclatura podemos conocer cual es el tipo de aceite que debemos ponerle a nuestro coche, sin incurrir en un precio excesivo que no aportará ningún beneficio adiccional.

La norma SAE J300, desarrollada por la Sociedad de Ingenieros de Automoción, establece 6 grados de aceites para invierno y 5 grados para verano. Sobra decir que no hacemos un cambio de aceite en invierno y otro en verano, por lo que los aceites vienen determinados por un multigrado, que son los que utilizamos todos los conductores.

Esta nomenclatura establece 0W, 5W, 10W, 15W, 20W y 25W para el grado de invierno (la W es de Winter, invierno en inglés), mientras que para verano tendremos 20, 30, 40, 50 y 60 grados. Como hablamos de aceites multigrado tendremos aceites del tipo 5W-40 o 0W-30.

Lo recomendable para saber que aceite debemos usar en nuestro coche es consultar el manual del fabricante, allí estará expuesto el tipo de aceite que más conviene a nuestro vehículo. Aunque ha sido política frecuente de los talleres incorporar un aceite diferente del recomendado por el fabricante.

Como norma general en Europa, los motores de los coches, tanto gasolina como diesel, suelen usar en clima habitualmente frío 5W-30, mientras que en clima cálido optaremos por 5W-40. Tradicionalmente los conductores han optado por 0W-40 o 5W-40 que ofrece buenas prestaciones en ambos casos: buen flujo en arranque en frío, lo que protege contra el desgaste, y buena resistencia al calor cuando se alcanza la temperatura de funcionamiento.

Relacionado: Neumáticos equivalentes de coche

¿Cada cuánto hay que cambiar el aceite del coche?

Como hemos visto es de vital importancia cambiar el aceite del coche, ahora debemos establecer cada cuanto tendremos que sustituirlo. Lo más aconsejable es dejarse guiar por el fabricante del coche, sus recomendaciones, que podremos encontrar en el manual del vehículo, nos marcarán la pauta de cambio de aceite.

Otra cosa importante es el cambio del filtro de aceite, en muchos talleres como práctica habitual se ha seguido hacer un cambio de filtro de aceite cada dos cambios de aceite. Desde mi punto de vista resulta un poco absurdo que la pieza encargada de recoger todas las impurezas no se reemplace en cada cambio. Si quieres proteger tu motor, cambia el filtro con cada cambio de aceite, su coste no es elevado y ayudarás a mantener el rendimiento del motor durante más tiempo.

El criterio principal que se sigue a la hora de cambiar el aceite son los kilómetros recorridos con el coche. Pero debemos tener en cuenta también el tiempo transcurrido desde el anterior cambio de aceite, aunque no circulemos con el coche, si transcurre demasiado tiempo el aceite perderá sus propiedades.

También debemos tener en cuenta el uso que hacemos del vehículo, si solemos realizar trayectos cortos nuestro motor sufrirá más que si lo usamos con mayor frecuencia para desplazarnos en viajes largos por carretera. El uso intensivo por ciudad, donde aceleramos y paramos con frecuencia, reduce la vida útil del aceite de motor.

Otro factor importante a considerar es el tipo y la calidad del aceite que hemos puesto a nuestro motor. Los aceites sintéticos son más económicos pero menos duraderos. El criterio más extendido entre los expertos establece que con un aceite sintético los cambios deben hacerse entre 10.000 y 15.000 kilómetros.

El límite máximo al que podría llegar un aceite sintético de buena calidad usado en las temperaturas adecuadas de funcionamiento y siguiendo buenas pautas de conducción, sin dañar el motor sería de 30.000 kilómetros. Pero no es aconsejable sobrepasar los 20.000 kilómetros.

Recapitulando, lo recomendable es seguir las recomendaciones del fabricante, pero como normal general un aceite sintético se cambia cada 15.000 kilómetros. Recuerda también cambiar el filtro de aceite en cada cambio. No alargues los cambios, tu motor te lo agradecerá y tu bolsillo también (visitarás con menor frecuencia el taller).

Cómo cambiar el aceite del coche

La recomendación es que acudas a un taller especializado, nadie mejor para hacer esta operación y, de paso si el taller hace bien su trabajo, el mecánico echará un ojo al desgaste del motor y el vehículo en general, haciéndote recomendaciones sobre cambios o reemplazos que ayudarán a mantener el coche en perfectas condiciones.

Dicho esto, si eres un poco manitas (tampoco necesitas grandes conocimientos de mecánica) y has llegado leyendo hasta aquí, seguro que quieres que te contemos como debes proceder, ¡vamos al lío!

Lo primero que debes saber es que el cambio aceite motor es una práctica que requiere de ciertas precauciones medioambientales, los residuos que se generan en el cambio deben ser reciclados.

Material necesario para cambiar el aceite del coche

A continuación debemos asegurarnos que tenemos todo el material que vamos a necesitar:

  • El aceite que vamos a poner nuevo (suele venderse en garrafas de 5 litros y el tamaño del cárter del coche estará entre los 4 y los 5 litros)
  • Un embudo.
  • Filtro de aceite, asegúrate de que es el corresponde a tu modelo de coche
  • Llave ajustable para quitar y poner el filtro de aceite
  • Llaves fijas
  • Dos recipientes donde echaremos el aceite sucio
  • (Opcional) Arandela del tornillo del cárter, asegúrate que es la que corresponde a tu vehículo.

Para el cambio de aceite el coche debe estar en llano, busca un lugar adecuado, que no tenga desniveles del terreno o cuestas.

Cambio de aceite del coche paso a paso

  1. Retirar la tapa del cubre cárter, lo habitual es que esté atornillada (ten en cuenta que algunas marcas usan fichas que sujeción que se soltarán al quitar el tornillo, presta atención para no perderlas.
  2. Localiza el tornillo que permite el cambio de aceite, estará en la parte inferior del motor, en el vídeo puedes ver mejor cómo localizarlo, coloca el recipiente que hemos preparado para recoger el aceite (serán entre 4 y 5 litros).
  3. Utiliza la llave ajustable para desenroscar el filtro de aceite y retíralo, vacía el aceite de filtro en el recipiente que usaremos para llevar a reciclar el aceite.
  4. Ahora retira el tapón inferior para que salga el aceite usado y caiga en el recipiente que hemos preparado.
  5. Una vez se ha vaciado por completo el aceite, coloca el filtro nuevo y vuelve a colocar el tornillo, es recomendable sustituir la arandela de este tornillo para que el encaje sea perfecto.
  6. En este punto ya tenemos el coche sin aceite sucio y con el filtro nuevo colocado, vamos a proceder a llenar con el aceite nuevo, abrimos el tapón superior, colocamos el embudo y vamos llenando poco a poco.
  7. A medida que añadimos aceite nuevo, iremos comprobando con la varilla que nos indica el nivel de aceite si estamos en el punto correcto de llenado.
  8. Una vez lleguemos al nivel idóneo, colocamos la varilla y el tapón superior.

Como vez es un proceso bastante sencillo, que alargará considerablemente la vida de nuestro vehículo. Eso si, nos vamos a pringar un poco, así que preparaos para tener un poco de grasa en las manos.

Recuerda que cuando termines debes llevar el aceite usado a un punto limpio, es un material altamente contaminante y debe ser tratado de forma adecuada. Cuida el medioambiente, las generaciones futuras te lo agradecerán.

Vídeo: cambio de aceite del coche

Vídeo explicativo de cómo cambiar el aceite del coche

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.