7 maneras de arreglar un pinchazo en el coche

Arreglar un pinchazo en el coche es una de las reparaciones más frecuentes a las que tenemos que enfrentarnos sobre todo si solemos salir a carreteras y pistas en montes y campos, estar bien prevenidos y equipados nos puede sacar de un apuro.

Pinchar una rueda puede dar al traste con lo que iba a ser un viaje tranquilo para disfrutar del paisaje o no poder llegar a nuestro destino como habíamos planeado. Es una de las complicaciones más frecuentes que podemos encontrarnos en la carretera y, afortunadamente, también es una de las más sencillas de solucinar.

Ante la primera señal de que hemos pinchado, notaremos que el vehículo se comporta de forma extraña en los giros, debemos reducir la velocidad hasta detenernos. Eso evitará daños en la cubierta del neumático que pueden dejarlo inservible y obligarnos a asumir el coste de su sustitución.

Como en cualquier situación en la que debemos detenernos en la vía, tendremos que extremar la seguridad, alejando nuestro vehículo tanto como sea posible de los carriles de circulación. Recordad que cuando nos detenemos en la vía y vamos a bajar del vehículo tenemos que llevar puesto el chaleco.

También tendremos que señalizar nuestro vehículo poniendo los triángulos de emergencia delante y detrás a 50 metros visibles a más de 100 metros. Con todas estas precauciones, comenzamos la reparación de nuestro pinchazo.

Llamar a la asistencia en carretera

La primera opción, y la más recomendable, es llamar a la asistencia en carretera. Según un estudio del RACE, la letalidad en los accidentes cuando se estaba reparando un vehículo en la vía es del 36%, así que mucha precaución cuando nos vemos obligados a detener nuestro vehículo en carretera.

Esta opción no va a ser la más rápida, los profesionales de la asistencia en carretera cuentan con los conocimientos y las herramientas necesarias para ayudaros a continuar vuestro camino. O en el caso de nos ser posible arreglar el pinchazo remolcará el vehículo hasta un taller.

Rueda de repuesto de las mismas dimensiones

Si nuestro vehículo cuenta con una rueda de repuesto de las mismas dimensiones que las que ya tenemos en nuestro vehículo, para arreglar el pinchado del coche nos servirá hacer un cambio de rueda sustituyéndola por la rueda de repuesto.

También conocida como quinta rueda tiene usa la misma llanta y la misma medida de neumático, o equivalente, que las que tenemos en el vehículo. Esta opción nos permitirá continuar nuestro viaje sin límite de velocidad o kilómetros a recorrer.

Cuando el vehículo incorpora una rueda de repuesto de este tipo suele ocurrir con frecuencia que se nos olvide llevarla a reparar tras un pinchazo anterior o que la presión no sea la adecuada. Recordad revisar la rueda de repuesto con frecuencia, os sacará de más de un apuro.

Rueda de repuesto de emergencia

Cada vez es más frecuente encontrar vehículos que tienen una rueda de repuesto de las llamadas de emergencia o galleta. Es una rueda de pequeñas dimensiones que permite circular durante un tramo corto a velocidad no superior a los 80 km/h (haced caso de esta recomendación o podríais tener un reventón).

Esta rueda no sirve para arreglar el pinchazo del coche y poder llegar hasta un taller donde nos reparen el neumático y poder continuar la marcha, pero no podremos reemprender la marcha tras el cambio de rueda.

A pesar de los inconvenientes, las ventajas con muchas por eso los fabricantes optan cada vez más por este tipo de rueda de repuesto: ocupa poco sitio en el maletero y es más manejable a la hora de realizar el cambio de rueda.

Rueda anti pinchazos o run flat

Las ruedas antipinchazos son una de esas buenas ideas del mundo militar incorporadas al uso civil. Este tipo de neumático cuentan con una banda lateral reforzada que impide que se deformen por completo cuando se desinflan, evitando dañar la llanta.

Si contamos con este tipo de neumáticos, obviamente es necesario haberlos instalado en el vehículo antes de tener el pinchazo, podremos circular hasta un taller sin temor a que dañemos otras partes del vehículo.

Si vives en Europa la estadística apunta a que se sufre un pinchazo cada 70.000 kilómetros por lo que el coste extra de este tipo de neumáticos antipinchazos no suele compensar a los conductores. Pero si en otros lugares del planeta son más populares y usados, al igual que en el Dakar donde evitar los pinchazos es clave para la victoria como reconocía el campeón Carlos Sainz.

Arreglar pinchazo coche con el kit antipinchazos manual

A partir de aquí ya entramos en faena, se trata de reparar el pinchazo nosotros mismos para poder continuar la marcha. Para ello tenemos que contar con un kit antipinchazos, algunos vehículos cuentan con este kit en lugar de la rueda de repuesto.

En ningún caso se trata de una reparación definitiva, nos servirá para poder llegar hasta el taller o una gasolinera que cuente con reparación de neumáticos donde nos arreglen el pinchazo de forma definitiva.

Es aconsejable que leas las instrucciones que se acompañan con este tipo de elementos de reparación, pero de forma general tendrás que seguir estos pasos (comprueba primero que el compresor funciona antes de hacer nada):

  1. Retira la tapa de la válvula del neumático pinchado y quitamos el obús de la válvula (el kit suele traer una herramienta para retirarlo).
  2. Abre el bote de líquido sellante y conecta mediante el tubo que se acompaña el bote a la válvula de la rueda.
  3. Coloca el bote boca abajo para que el líquido caiga y se introduzca dentro de la cubierta dañada, asegúrate de vaciar todo el contenido.
  4. Desconecta el tubo, vuelve a montar el obús e infla el neumático hasta la presión aconsejada por el fabricante (suele estar en torno a los 2,5 bares de presión).
  5. Circula durante unos kilómetros para verificar que has arreglado el pinchazo del coche.

Arreglar pinchazo con kit antipinchazos automático

Es similar al caso anterior del kit manual la diferencia radica en que el líquido sellante se inyecta en la rueda a través de la presión del compresor. Su precio es algo más caro, pero merece la pena, en Amazon lo puedes encontrar por menos de 40€.

Estos son los pasos a seguir para arreglar pinchazos del coche con un kit automático (recuerda comprobar que el compresor funciona antes de iniciar la operación):

  1. Retira la tapa de la válvula del neumático
  2. Abre el bote de líquido sellante y acóplalo al compresor de aire
  3. Conecta el tubo del compresor a la válvula de la rueda y enciende el compresor
  4. Ajusta la presión a la recomendada por el fabricante (estará en torno a los 2,5 bares de presión).
  5. Vuelve a poner la tapa de la válvula
  6. Circula durante unos kilómetros para verificar que el pinchazo se ha reparado.

Os dejamos un vídeo explicativo de cómo utilizar uno de estos kits antipinchazos:

Arreglar pinchazo con el método de la mecha

El último método es el más laborioso, posiblemente sólo apto para los más manitas, pero la gran ventaja es que no necesita que desmontes la rueda para repararlo y resulta muy efectivo.

Se trata de arreglar pinchazo coche utilizando un kit que se puede comprar en cualquier tienda de recambios del automóvil. Consta de un trozo de cuerda impregnado de pegamento (la mecha) y una herramienta que nos permitirá agrandar el hueco del pinchazo para introducir ahí la mecha.

Como en el caso de poner las cadenas de nieve, para este tipo de trabajos es recomendable ponerse guantes, llevar un par en el maletero del vehículo siempre es recomendable. Estos son los pasos a seguir:

  1. Localizar agujero del pinchazo y si tiene algún elemento clavado retirarlo (puede ser necesario usar un alicate, suelen clavarse con fuerza).
  2. Impregnamos la cuerda con el pegamento (no escatimes, el sellado será mejor).
  3. Agrandamos el hueco para poder introducir la mecha
  4. Y colocamos la mecha en el hueco.
  5. Comprobamos que no suelta aire, dejamos secar un momento y ya estamos listos para poder circular.

Os dejo un vídeo donde se ve cómo se realiza esta reparación.

Cómo cambiar la rueda de repuesto

Lo primero de todo, si vas a realizar un cambio de rueda para arreglar un pinchazo, asegúrate de hacerlo en una zona segura de la vía y con todas las medias de seguridad (chaleco y triángulos).

Al tratar de arreglar un pinchazo del coche, algunos de los métodos hacen necesario ser capaz de cambiar la rueda de repuesto. Es sencillo si sigues estos pasos:

  1. Afloja los tornillos que sujetan la llanta, no los retires, sólo aflójalos. Esta operación es más segura hacerla antes de subir el vehículo al gato.
  2. Coloca el gato sujentando correctamente el chasis del vehículo, es importante verificarlo para evitar daños, al propio vehículo y sobre todo a las personas que están realizando la maniobra.
  3. Sube el vehículo para que permita retirar la rueda, no es necesaria demasiada altura, mejor cuanto más cerca del suelo.
  4. Retira los tornillos que sujetan la llanta.
  5. Golpea suavemente la rueda para que se suelte y quítala
  6. Monta la rueda de repuesto, coloca los tornillos y atornilla sin hacer fuerza de todo.
  7. Trata de mover la llanta para ver si hay holgura en los tornillos
  8. Baja el gato y asegura la rosca de las tuercas hasta el tope.

Aquí os dejo un vídeo muy instructivo sobre como cambiar la rueda de repuesto para arreglar un pinchado del coche o por cualquier otra avería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.