La carga aerodinámica perdida ya se redujo a la mitad

La FIA pretendía una reducción de la carga aerodinámica en los monoplazas de 2021 del entorno del diez por ciento, pero los equipos ya han logrado que esa pérdida se reduzca sólo al cuatro o cinco por ciento, según los datos recopilados por Pirelli en los tests de Bahrein.

En el largo parón invernal, ampliado por los cambios en el calendario por la pandemia, el trabajo en las fábricas ha sido frenético. Una de las principales preocupaciones de los equipos se centraba en acotar la pérdida de carga aerodinámica.

Las medidas de la FIA trataban de rebajar la carga de los monoplazas y se estimaba que los escasos cambios reglamentarios de 2021 provocarían una pérdida de un 10% de carga aerodinámica esta temporada con respecto a los coches del año pasado.

Pero los datos recabados por Pirelli durante los tests de pretemporada en Bahrein ya muestran que los equipos han logrado que esa pérdida se quede en torno al cuatro o cinco por ciento. Un cambio refrendado por Pirelli para rebajar la tensión sobre las gomas y evitar problemas como los sufridos el año pasado en Silverstone.

“El plan original provocaba una reducción en la carga aerodinámica del 10 por ciento”, dijo el jefe de competición de Pirelli, Mario Isola, a la publicación alemana Auto Motor und Sport. “Lo que encontramos en realidad fueron valores de carga aerodinámica que estaban, quizás, un cuatro o cinco por ciento menos que el año pasado. Así que los equipos ya han recuperado una buena parte”.

Algunos veían en este cambio un modo de frenar el dominio indiscutible de los monoplazas de la escudería alemana en pista. Isola defendió que sin este cambio los coches de 2021 serían mucho más rápidos que las versiones que tenían el año pasado.

“Eso demuestra que tomamos una buena decisión al hacer los neumáticos más robustos para que podamos estar seguros en la segunda parte de la temporada“, añadió el ingeniero italiano en previsión de que hacia la segunda mitad los equipos ya hayan logrado poner en pista un paquete aerodinámico que les devuelva a valores similares a los del año pasado.

Así los neumáticos de 2021 han podido rebajar su presión en 1,5 PSI, por lo que “mejoró el equilibrio de los coches”, redujo el “riesgo de sobrecalentamiento” e hizo desaparecer la “tendencia al subviraje” que presentaban la temporada anterior.

“Casi no tuvimos ningún problema en Bahrein. El graining no fue un problema y apenas notamos ampollas”, afirmó Isola, quien también añadió que, a la vista de estos datos, no sería necesario fabricar neumáticos especiales para hacer frente a la agresivo trazado de Zandvoort, sede del Gran Premio de Países Bajos 2021.

“Ahora entramos en la temporada con estos números, pero si los equipos recuperan más carga aerodinámica durante el transcurso del año y las cargas de los neumáticos aumentan de nuevo, nos reservamos el derecho de reajustar y aumentar las presiones mínimas nuevamente”, dijo el jefe de Pirelli.

También habló de los C3 prototipo que Pirelli llevó a Bahrein, unos compuestos, en la teoría, con las mismas especificaciones que los C3, pero que habían sido fabricados en Turquía en lugar de en Rumania. La intención era comprobar que las gomas mantenían exactamente el mismo perfil entre las dos fábricas para evitar problemas si fuese necesario, por motivos de restricciones del covid-19, cambiar la producción a Turquía.

“Fue sólo como medida de seguridad. Si hay un bloqueo en Rumanía y no podemos fabricar los neumáticos allí, necesitamos una fábrica alternativa. No podemos simplemente parar la Fórmula 1 porque no hay neumáticos”, sentenció Isola.

Destacado: Horarios e información del próximo Gran Premio de Fórmula 1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.