Cómo poner las cadenas de nieve

Aprender a poner las cadenas de nieve correctamente nos permitirá circular de forma segura con nuestro vehículo en las rigurosas condiciones invernales

Ahora que llegan las primeras nieves, llega el momento de equipar nuestros vehículos para afrontar son seguridad las carreteras en condiciones adversas, y uno de los sistemas que necesitamos para viajar con garantías cuando la carretera se cubre de nieve son las cadenas.

Las cadenas de nieve son un sistema que se coloca en las ruedas motrices de un vehículo y que evitan que las ruedas patinen en condiciones de nieve o hielo en la carretera. A pesar de su nombre, podemos encontrar sistemas que no sean propiamente de cadenas metálicas, hay sistemas con piezas de plástico a las fabricadas con tela.

En la legislación española se contempla también el uso de neumáticos de invierno como alternativa válida a las cadenas de nieve para circular con seguridad en las mismas condiciones para las que se preve el uso de cadenas.

Si tiene previsto circular por una carretera en la que podría encontrar nieve o hielo, asegúrese de llevar consigo las cadenas (los agentes de tráfico podrían prohibirle circular si no las lleva) y de haber practicado su colocación previamente (al menos debe hacerlo una vez al inicio de la temporada invernal, para asegurarse que está todo correcto).

Ten en cuenta que circular por una vía con nieve o hielo provoca que los neumáticos se queden sin adherencia, lo que resultará en que nos podemos quedar sin dirección en nuestro vehículo y sin capacidad de frenado, aumentando la distancia de frenado o impidiendo por completo detener nuestro vehículo.

Relacionado: Rally Dakar 2021

Colocación de las cadenas de nieve

Un consejo importante a la hora de tener que recurrir a poner las cadenas de nieve es que se haya practicado previamente en un momento tranquilo en el que tengamos tiempo para fijarnos en todos los detalles. Así evitaremos cometer algún error por las prisas y realizaremos la operación de colocación de las cadenas con mayor seguridad.

Colocarlas en un lugar seguro

La colocación de las cadenas es una operación que no solemos hacer con frecuencia y que no sabemos el tiempo que vamos a emplear. Por otra parte, y más en condiciones adversas en la vía, lo mejor es buscar un lugar seguro y retirado de la vía que nos permita realizar la colocación de forma segura para todos los usuarios de la vía, y para nosotros mismos.

Lo primero es hacer uso de los elementos que nos ayudan a hacernos visibles para el resto de usuarios de la vía, para salir del vehículo debemos ponernos el chaleco reflectante y luego colocar los triángulos de emergencia para señalizar la posición de nuestro vehículo. A modo de recordatorio, los triángulos de emergencia deben colocarse a 50 metros del vehículo delante y detrás, visible, al menos, a 100 metros.

Indicaciones del fabricante para instalar cadenas de nieve

La correcta instalación de las cadenas de nieve es clave para que nuestro vehículo afronte con garantías el paso por zonas de nieve o hielo. Lo primero que debemos hacer es consultar las instrucciones que acompañen a nuestras cadenas, nadie mejor que quien las ha fabricado para decirnos como debemos colocarlas correctamente.

La colocación de las cadenas se realizará siempre sobre las ruedas motrices. La mayoría de los vehículos son de tracción delantera (salvo los BMW que suelen tener tracción trasera) por lo que colocaremos las cadenas en las ruedas delanteras. En los vehículos con tracción integral a las cuatro ruedas es recomendable poner cadenas en los cuatro neumáticos.

Usar guantes para poner las cadenas

Poner las cadenas es una tarea en la que tendremos que enfrentarnos al frío, por lo que se hace necesario proteger nuestras manos para evitar incidentes: congelamiento de los dedos o cortes y magulladuras por los trabajos de colocación.

Comprobación de que las cadenas están colocadas correctamente

Aunque hay cadenas que tienen un sistema de tensión automático, la mayoría son de tensión manual (y no está de más realizar la revisión para las automáticas también). Una vez realizada la colocación de las cadenas en las ruedas motrices, debemos circular durante 100 metros y volver a detenernos (siguiendo los protocolos de seguridad: chaleco y triángulos) para revisar que están correctamente ajustadas.

Tras esta revisión, y si se debe circular durante un período largo, debemos realizar la tarea de revisión del ajuste y montaje con cierta frecuencia. No se trata de detenerse cada kilómetro, pero echar un vistazo de vez en cuando nos permitirá detectar si se ha soltado algún enganche o las cadenas no están bien ajustadas.

Retirar las cadenas cuando no sean necesarias

Utilizar las cadenas cuando ya no son necesarias puede ocasionar daños en el neumático. Cuando ya no sea imprescindible su uso debemos parar, retirar nuestro vehículo a un lugar seguro y proceder a retirar las cadenas.

Una vez retiradas, debemos limpiar la nieve o hielo que pueda quedar en las cadenas para guardarlas y que estén en perfecto estado para la siguiente vez que las necesitemos.

La limpieza debe realizarse con agua caliente siguiendo as instrucciones del fabricante para eliminar los restos de sal que suele esparcirse por las carreteras para evitar la formación de hielo y que resulta corrosiva, pudiendo dejar inservibles nuestras cadenas.

Vídeo cómo poner las cadenas de nieve paso a paso

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, os dejamos tres vídeos con instrucciones, explicaciones y consejos sobre cómo poner las cadenas de nieve.

Velocidad máxima al circular con cadenas

La velocidad máxima cuando se circula con cadenas de nieve es de 50 km/h, cuando se trate de cadenas metálicas esta velocidad se reducirá a 30 km/h, y en cualquier caso, la velocidad debe adaptarse a las condiciones climatológicas y estado de la vía.

Relacionado: Calendario Mundial de Rally WRC 2021

Tipos de cadenas de nieve

Existen distintos tipos de cadenas con los que poder circular con seguridad en condiciones de nieve o hielo. Debemos elegir las que mejor se adapten a nuestro vehículo y condiciones en las que vamos a circular. Y según nuestra elección tendremos una forma distinta de cómo poner las cadenas de nieve.

Cadenas líquidas

Aunque reciben esta denominación lo que son es un spray que se aplica sobre la banda de rodadura y aumenta la adherencia de forma puntual. Pueden servir para sacarnos de un apuro en caso de emergencia, pero no cumplen la función de las cadenas y no pueden sustituirlas cuando su uso es obligatorio.

Precio: Entre 5 y 10€

Cadenas metálicas

Aunque son las más utilizadas por su dureza, duración y eficacia, tienen en su contra que son ruidosas y que su montaje es complicado en condiciones de frío y humedad.

Precio: Entre 20 y 50€

Cadenas semiautomáticas

Son las más caras, pero también las más cómodas y cuentan con una gran eficacia. Se puede circular todo el invierno con el soporte instalado y cuando es necesario permite acoplar las cadenas con rapidez.

Precio: Entre 200 y 600€

Fundas textiles

Este tipo de cadenas están fabricadas en un tejido textil similar a la lona. Su gran ventaja es que ocupan poco espacio y pueden ser fácilmente transportadas en el vehículo para recurrir a ellas si las condiciones de nieve o hielo hacen aconsejable su uso.

Precio: Entre 30 y 70€

Neumáticos de invierno

No son exactamente unas cadenas, sino un tipo de neumático que se adapta a las condiciones invernales o de alta montaña. Si se vive en una zona con temperaturas habituales por debajo de los 7 grados son la mejor opción. Sustituyen el uso de cadenas de nieve, aportan un buen agarre y mejoran el frenado, pero son hasta un 20% más caros que los neumáticos convencionales (y aumentan el consumo). En casos de nieve copiosa se le podrían ser necesario poner cadenas de nieve incluso con estas gomas.

A la hora de comprar las cadenas lo mejor es acudir a un sitio especializado donde nos aconsejarán las mejores cadenas para nuestro vehículo, tipo de uso y neumáticos que calzamos. También es recomendable comparar en varios sitios para determinar calidades y precios.

España: Normativa aplicable en el uso de cadenas

La normativa aplicable en España en el uso de cadenas o dispositivos antideslizantes está recogida en el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos.

En su artículo 12, en su apartado 5.2 expone que: “Cuando sea obligatorio o recomendado el uso de cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberá, bien colocar sobre, al menos, una rueda motriz a cada lado del vehículo dichas cadenas o dispositivos antideslizantes, bien utilizar neumáticos especiales, según lo dispuesto en el anexo VII y en la reglamentación recogida en el anexo I”.

En el Anexo VII, en su apartado 5 se expone: “Si los neumáticos presentasen clavos, como los usados en pavimento con hielo, éstos serán de cantos redondeados y no sobresaldrán de la superficie más de dos milímetros”.

“Si se utilizan neumáticos especiales de nieve, éstos irán marcados con la inscripción M + S, MS o M & S, y deberán tener una capacidad de velocidad, bien igual o superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo, bien no inferior a 160 Km/h si la velocidad máxima del vehículo es superior a ésta”.

R-412 cadenas de nieve
Señal R-412: Cadenas de nieve

R-412: Señal de cadenas

La señal R-412 nos obligará al uso de cadenas para circular por la vía en la que aparezca esta señal.

Es una señal que típicamente nos encontraremos en los puertos de montaña y que nos indica que sólo podremos segur circulando por esa vía si colocamos el sistema antideslizante en las ruedas de nuestro vehículo.

Teléfono de emergencias en carretera

Ante cualquier problema con nuestro vehículo, sea o no zona de nieve, en España está a disposición el número 112 para comunicar cualquier tipo de emergencia. Desde el 112 pondrán en marcha el protocolo necesario para hacer frente a cualquier emergencia que pueda producirse en carretera.

Ten en cuenta que los agentes de tráfico no están para poner las cadenas de nieve al coche, debes saber colocarlas correctamente por ti mismo.

112

Teléfono de emergencias

Como recomendaciones básicas ante un viaje a una zona de nieve, donde podrían presentarse problemas, revise el estado del vehículo antes de emprender el viaje, tenga a mano la documentación de vehículo y, si tiene contratado un servicio de asistencia en carretera los números a los que debe llamar para solicitar ayuda. Lleve también consigo un teléfono móvil con la batería cargada.

A través de la página de la DGT hay disponible un mapa de carreteras con toda la información en tiempo real de las incidencias que nos podemos encontrar en las vías, es recomendable echar un vistazo antes de emprender nuestro viaje.

Relacionado: Calendario F1 2021

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.