El desorden de 2012, ¿es bueno para la F1?

Ríos de tinta se han derramado para escribir sobre la incertidumbre que rodea la temporada 2012, con cinco pilotos de cinco equipos diferentes subiendo a lo más alto del podio en las cinco carreras disputada, pero esta situación ha generado un nuevo debate en los círculos de la F1, ¿esto es bueno para la F1?

«Toma un paquete de cartas, tíralas al aire y toma nota de aquellas que quedan boca arriba», escribió Paul Weaver en el diario británico The Guardian. «Entonces hazlo otra vez, y otra vez, y otra. Así cinco veces. ¿Cautivado? Entonces tal vez deberías salir más».

De esta forma tan irónica describía el periodista británico la situación que se está dando en este comienzo del mundial, donde de una carrera para otra cambia completamente la jerarquía de la parrilla.

El triple campeón Niki Lauda, uno de los habituales en la escena de la F1 desde los años 70, reconoce que a pesar de disfrutar al principio con esa incertidumbre de esta temporada, el caos se está convirtiendo en lo único seguro.

«El año pasado, cuando Sebastian Vettel ganaba todo, era casi aburrido», dijo Lauda a la televisión austriaca Sevus. «Ahora es tan confuso que casi no puedes seguirlo. Hasta ahora ha sido bueno, pero espero que a partir de aquí veamos carreras más lógicas».

«Si esto sigue así, todos vamos a estar completamente confundidos al final», añadió el veterano piloto austriaco.

El dueño de Red Bull Dietrich Mateschitz comparó el campeonato 2012 con una «lotería», algo con lo que está completamente de acuerdo el encargado del programa de jóvenes pilotos de las bebidas energéticas Helmut Marko.

«¿Se puede explicar cómo (Pastor) Maldonado fue ocho décimas más rápido (en España)? No en una vuelta, en un sector», exclamó con ironía sobre lo sucedido con el vencedor en Montmeló.

El campeonato de 2012 ha sido comparado con el de 1983, cuando ocurrió lo mismo: cinco coches diferentes ganaron las cinco primeras carreras.

Pero el periodista de O Estado de Sao Paulo, Livio Oricchio, recordó que hace 29 años, había tres fabricantes de neumáticos compitiendo entre sí, además de juntarse en pista motores turbo con motores atmosféricos.

Ahora todo se reduce a la emoción que proporcionan los compuestos suministrados por Pirelli, aunque el fabricante italiano se defiende afirmando que es lo que los órganos rectores de la F1 les han pedido. Por su parte el piloto de HRT, Pedro de la Rosa, admite que está disfrutando.

«Es imposible predecir qué va a pasar, así que para mí el campeonato es el mejor que he experimentado», dijo el veterano piloto español.

Deja un comentario