Domenicali: «Con la cabeza no sólo alta, ¡sino altísima!»

El jefe de Ferrari, Stefano Domenicali, se lamentaba por haber perdido el campeonato de Pilotos, por segunda vez en tres años, después de de estar tan cerca, el italiano recordó las dos carreras que Fernando no pudo disputar, Spa y Suzuka, como las claves para haber llegado a esta situación en la que ha sido imposible dar la vuelta al resultado adverso con el que llegaban a Brasil.

«El deporte es así, hay que aceptarlo como es. Perder dos campeonatos de Pilotos en los últimos tres años por un margen tan corto duele, duele mucho, te lo puedo asegurar. Lo lamento sobre todo por Fernando, que se merecía ganar esta vez más que nunca. Ha estado extraordinario, no sólo por la forma en que ha pilotado; tampoco sólo por no haberse rendido nunca durante la primera y difícil parte de la temporada… Principalmente por la calidad humana que ha demostrado poseer dentro del equipo».

«¿Dónde perdimos esos tres puntos? Es difícil de decir, pero quiero destacar que Fernando ha acabado con este resultado después de haber disputado sólo 18 de las 20 carreras: los pocos cientos de metros que cubrió en Spa y más tarde en Suzuka pesan como piedras en el resultado de hoy».

«Está claro que no podemos obviar el hecho de no haber sido capaces de darles a él y a Felipe el coche más rápido, sobre todo al principio de la temporada; esto también lo hemos pagado caro y nuestro objetivo principal para 2013 será precisamente el de dar a nuestros pilotos los medios necesarios para que puedan ganar desde el principio. Se lo debemos a nuestros pilotos y queremos pagar esa deuda lo antes posible».

«También quiero darle las gracias a Felipe por haber seguido firme después de un muy difícil comienzo del campeonato: ha trabajado muy duro y si hoy hemos acabado segundos en el campeonato de Constructores, se lo debemos también a él. Siempre permanecimos a su lado, incluso cuando desde fuera se pedía que le echáramos y le hemos dado confianza para 2013».

«Creo que sus resultados en esta parte final de la temporada son la respuesta perfecta para los que dudaban de él. En este momento, también quiero dar las gracias a todo el mundo que ha trabajado día y noche, tanto en la pista como en Maranello, para ayudarnos a hacer realidad nuestro sueño: me siento muy orgullosos de todos ellos. Para terminar, me gustaría felicitar a Sebastian, un gran adversario. Creo que podemos decir que dejamos Brasil con la cabeza no sólo alta, ¡sino altísima!»

Sé el primero en comentar

Deja un comentario