Dominio español en todos los frentes

Aunque la máxima pueda sonar por momentos excesivamente triunfal, lo cierto es que el dominio de los representantes españoles en las categorías de Moto2 y 125 c.c. en lo que va de campeonato no deja lugar a la duda.

La supremacía de los pilotos españoles en el octavo de litro es total y absoluta pues entre Nicolás Terol (Aprilia) y Pol Espargaró (Derbi) han ganado todas las carreras disputadas hasta la fecha y, además, son cinco los pilotos de esta nacionalidad que copan las primeras posiciones de la clasificación provisional del campeonato.

En los tres primeros grandes premios no ha habido ningún piloto de otra nacionalidad que se haya subido al podio, pero quienes parecen mantener su particular duelo por el título, en cuya lucha comienzan a destacarse, son Espargaró y Terol.

El piloto de Derbi ha logrado más victorias que su rival de Aprilia, pero «pinchó» en Qatar, en donde sólo pudo ser cuarto y eso le bastó a Terol para colocarse líder con dos puntos de ventaja merced a sus dos segundas posiciones de Jerez y Le Mans.

Ellos son los auténticos protagonistas del octavo de litro, pero sin perder todavía demasiada comba se encuentran también Esteve Rabat (Aprilia), Efrén Vázquez (Derbi) y Marc Márquez (Derbi), quien sigue un completo y agotador programa de recuperación de la lesión que se produjo en el hombro y que buscarán un giro radical en su rendimiento en esta nueva cita del campeonato.

Mugello es un circuito muy peculiar para las motos del octavo de litro, puesto que en él se hace necesario, casi imprescindible, plantear estrategias que contemplen los rebufos para aspirar a la victoria, al encontrarse la última curva muy lejos de la línea de llegada en la inmensa recta principal del trazado.

Quizás, la sorpresa más negativa de la categoría haya sido la del británico Bradley Smith, subcampeón del mundo de 2009, que no ha rendido al nivel que de él se esperaba en este inicio de campeonato y es sexto en la clasificación con una cuarta plaza como mejor resultado, si bien es lógico pensar que su situación debe mejorar a cada gran premio.

El japonés Shoya Tomizawa (Suter) fue el líder inicial en la nueva categoría de Moto2 al aprovecharse de la lesión del español Toni Elías (Moriwaki), uno de los principales candidatos al título, pero una vez que éste se ha repuesto de sus lesiones el panorama en la nueva categoría varió radicalmente.

Elías acumula dos victorias consecutivas y ya es líder del campeonato con una confortable ventaja de 18 puntos, algo que no conseguía desde el año 2001, sobre el propio Tomizawa, que podría verse incrementada en Mugello, aunque para ello debe romper una racha estadística negativa.

El piloto de la Moriwaki nunca ha conseguido acabar en el circuito de la Toscana italiana en posiciones de podio a lo largo de su carrera deportiva y en cualquier categoría, lo que ya de por sí representa el suficiente acicate como para intentar romper esa poco atrayente trayectoria de resultados en Mugello.

Ahora, además de Shoya Tomizawa, el español tendrá un rival más en su compatriota Julián Simón, al que el cambio de la RSV a la Suter para el Gran Premio de Francia parece haberle sentado muy bien, pues en Le Mans se subió por primera vez al podio, tras Elías, aunque todavía con algo de trabajo por delante para adaptarse al nuevo chasis.
(EFE)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario