La FIA hace cumplir las directrices de Pirelli en Monza

La FIA ha tomado las medidas oportunas para garantizar la seguridad en pista y ha obligado a los equipos a cumplir estrictamente las directrices de Pirelli sobre el grado de inclinación máximo de los neumáticos para este fin de semana en Monza.

Por lo general, el suministrador oficial de neumáticos de la F1 da una serie de recomendaciones a los equipos sobre la mejor manera de utilizar sus productos en cada carrera, pero hacer dos semanas en Spa se hizo caso omiso de estas directrices de Pirelli.

El equipo Red Bull tuvo problemas de blistering (ampollas) tras la clasificación, lo que podía poner en riesgo la seguridad de los coches al tomar la salida en esas condiciones. Luego se descubrió que el equipo de las bebidas energéticas había hecho caso omiso de las recomendaciones sobre el grado de inclinación de los neumáticos, lo que causó el problema.

Ante la polémica suscitada, donde Red Bull se quejaba de la mala calidad de los neumáticos suministrados por Pirelli, el fabricante italiano reaccionó ajustando su recomendación sobre la inclinación de las ruedas, pasando de 4 a 3,25 grados como máximo para el Gran Premio de Italia 2011.

Mark Webber confirmó tras los entrenamientos del viernes que Red Bull había tenido que «ajustar algunas cosas siguiendo las directrices de inclinación de neumáticos marcados por Pirelli para esta carrera».

Pero Pirelli también se dirigió a la FIA en busca de apoyo sobre esta cuestión. El resultado ha sido una directiva técnica que se emitió a las 7:45 de la mañana del sábado, según confirmó a través de Twitter el director de competición de Pirelli Paul Hembery.

El problema surge porque los neumáticos se calientan en exceso en el trazado italiano si se excede el angulo de inclinación, aunque Hembery reconoció que no se habían visto blistering «fuera de los parámetros habituales» en los entrenamientos del viernes.

La directiva técnica de la FIA avisa que se vigilará de cerca a los monoplazas para que el grado de inclinación de las ruedas no exceda de los 3,25 grados, bajo pena de ser expulsado de la carrera por construcción peligrosa.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario