Schumacher, el Frank Sinatra de la Fórmula 1

Michael Schumacher, «el Frank Sinatra de la Fórmula 1», según Bernie Ecclestone, bajó tres kilos y sigue con molestias en el cuello, pero entusiasmado con su retorno al Mundial, el 23 de agosto en Valencia.

«En general todo va bien, pero debo admitir que el cuello me duele un poco, es un tema que tenemos que afrontar, considerando que la salud es prioritaria, según el acuerdo al que llegué con Ferrari y también con mi esposa», contó hoy Schumacher.

«Pero en fin, acepté el desafío y como todos ustedes saben yo amo los desafíos, igual que mis hinchas, según parece», agregó Schumacher al agradecer «la increíble cantidad de mensajes de apoyo» que recibió tras anunciar su retorno a la Fórmula 1. «Parece como si un flujo de energía positiva se dirigiera a mí», siguió Schumacher.

El presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, afirmó que Schumacher, como siempre, «correrá para ganar», aunque admitió que la escudería italiana ya casi no tiene opciones en el Mundial actual, que se lo reparten entre BrawnGP y Red Bull.

«¿Adivinen un poco quién se opuso a las pruebas (de Schumacher) con el (Ferrari) F60?», preguntó luego Montezemolo, quien agregó: «una escudería que no gana desde hace muchos años y no perdió la ocasión para demostrar una vez más su escaso espíritu deportivo».

Montezemolo, sin mencionarla, aludió así a Williams, que se opuso a darle un permiso especial a Schumacher para que, aún en contra de lo que dicen los reglamentos, pudiese probar al actual modelo de Ferrari antes de los entrenamientos libres del 21 de agosto en Valencia.

Frank Williams argumentó que haber autorizado a Schumacher no hubiese sido «respetuoso» para el joven español Jaime Alguersari, quien debutó para Toro Rosso en el último GP de Hungría y a quien Ferrari -según dijo hoy la propia escudería italiana- sí le había dado el okey para que hiciera esas pruebas.

También Red Bull y Toro Rosso se negaron al permiso especial, lo que impedirá entrenamientos previos de Schumacher, pues se precisa el acuerdo de todas las escuderías para hacer una excepción a la norma.

«Hay reglas bien precisas y los equipos no parecen de acuerdo para cambiarlas por una sola persona. La vida es injusta ¿no es cierto?», dijo Ecclestone, patrón comercial de la Fórmula 1 y entrevistado hoy por la cadena inglesa Sky Sports.

Schumacher, advirtió Ecclestone, podría tener problemas porque su monoplaza tal vez no sea competitivo de inmediato, pero su retorno, afirmó, «es comparable al de Frank Sinatra» y «conviene esperar y ver qué sucede».

michael-schumacherEl alemán «dará lecciones de pilotaje a algunos pilotos», completó Ecclestone, quizás feliz porque desde que se anunció el retorno de Schumacher se vendieron 35.000 entradas para el Gran Premio de Bélgica, el 30 de agosto en Spa, la mitad del total del circuito, uno de los favoritos del ex campeón y donde logró su primera victoria en la Fórmula 1.

Schumacher se prepara diariamente bajo el estricto control del doctor Johannes Peil, director de la Sportklinik de Bad Nauheim, quien lo sigue desde hace años y hace unos días anunció que el piloto precisará tres semanas para llegar a estar en forma para volver a pilotar un monoplaza.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario