Hamilton pierde la reclamación de su nombre ante la patente de relojes

Lewis Hamilton pierde una batalla legal de tres años para prohibir la marca de relojes de lujo 'Hamilton' que la firma ha estado usando desde 1892. El campeón mundial de Fórmula 1 tomó medidas contra Hamilton International y la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE dijo que Hamilton no tenía 'derecho natural' sobre el nombre

Lewis Hamilton ha perdido la batalla legal contra la marca de relojes de lujo Hamilton, una marca que la empresa ha usado desde 1892. Tres años ha durado la batalla legal que el heptacampeón ha emprendido contra el relojero suizo para impedir que registrara el nombre Hamilton.

La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE desestimó el caso y dijo que tenía «derecho natural» sobre el nombre puesto que el relojero suizo lo venía usando desde el siglo XIX. Así el campeón de F1 no ha podido evitar que Hamilton International registrase su marca en Europa.

La firma de relojes de lujo, que han portado celebridades como Elvis Presley, ha tenido el nombre Hamilton en sus accesorios mucho antes de que naciese el piloto de 35 años. Así la marca comercial Hamilton International tendrá derecho exclusivo sobre la marca en accesorios en todo el continente.

Los abogados del piloto de Mercedes intentaron anular la solicitud de registro afirmando que se había actuado de «mala fe» al no fomentar una «competencia leal», añadiendo que ni siquiera se había utilizado la marca. Hamilton International, parte de Swatch Group, respondió con la evidencia de que han estado vendiendo relojes con ese nombre desde 1892.

«El argumento relativo a los derechos de propiedad intelectual del piloto Lewis Hamilton no se tendrán en cuenta. La marca impugnada consta únicamente de una palabra HAMILTON y no de LEWIS HAMILTON, que es un apellido bastante común en los países de habla inglesa», dijo la oficina de patentes en su fallo.

«No existe un derecho natural para que una persona tenga su propio nombre registrado como marca, cuando eso infringiría los derechos de terceros. Incluso el solicitante de la anulación aceptó explícitamente que la marca impugnada se había utilizado desde 1892, es decir, antes de la fecha de nacimiento de Lewis Hamilton como persona física».

La marca de relojes fue fundada en 1892 cuando abrió su fábrica original en Lancaster, Pensilvania, donde tuvo su sede durante 111 años. La compañía afirma que sus relojes establecieron un sólido historial de precisión y ayudaron a reducir los accidentes en los ferrocarriles al sincronizar el tiempo en los rieles.

A principios del siglo XX, Hamilton proporcionó relojes al servicio de correo aéreo de USA. Y hasta el día de hoy sigue siendo el cronometrador oficial del Campeonato del Mundo Red Bull Air Race.

La marca de relojes también ha estado presente en las películas de Hollywood desde que en 1932 apareció uno de sus relojes en la película de Marlene Dietrich «Shanghai Express». Y Elvis Presley usó el reloj Ventura de la firma en la comedia musical Blue Hawaii.

Deja un comentario