Hamilton, una victoria agridulce

Lewis Hamilton recogió el domingo el trofeo de campeón por decimo segunda vez en su carrera. Lo hizo con un ánimo visiblemente opaco, no era júbilo precisamente lo que mostraba el británico. Pero Hamilton no estaba descontento con su compañero de equipo Jenson Button como se podía pensar después del festival de competición entre ambos pilotos, sino que estaba molesto por las “comunicaciones” que recibió del pitwall de McLaren.

“La comunicación no estaba clara para mí”, dijo el británico, que luchó y pasó varias veces a Button después de que le hubiesen dicho que ahorrase combustible.

“Cuando sugirieron ‘ahorra mucho fuel’ no era fácil a no ser que fuese ridículamente lento. Intenté alcanzar el objetivo y también estaba en ello Jenson pues apareció de la nada de repente”, declaró Hamilton.

Button confirmó que si intento de tomar el liderato vino después de que le pidiesen que ahorrase combustible. “después de eso, regresé al modo de ahorro de combustible”, dijo el actual campeón del mundo.

El periódico The Daily Star interpretó que las instrucciones de ahorro de combustible que dio McLaren como una orden velada para ambos pilotos para que “cortasen ese rollo” de luchar entre ellos. Pero Hamilton insistió: “no tenemos instrucciones.”

El jefe de equipo de red Bull, Christian Horner vio el comportamiento de Hamilton y Button como una lección para sus propios pilotos. “Cuando los pilotos están en el mismo equipo es importante darse el uno al otro un poco más de respeto y concesión si uno tiene ventaja sobre el otro”, declaró.

Hamilton dijo que él tuvo un puesto en la primera posición por el accidente de Vettel con Webber, y se posiciona claramente del lado de los que acusan como culpable al joven alemán. “Me hizo exactamente lo mismo que le hizo a Mark. Fue peligroso. Venía tan rápido, tan agresivo cuando intentó girar hacia mí, afortunadamente tenía espacio suficiente”, dijo el británico.
(GMM)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario