Kit de emergencia: ¿qué debo llevar en el coche?

El kit de emergencia en el coche nos ayudará a afrontar mejor situaciones no previstas en carretera, contar con los medios adecuados nos ayudará a evitar accidentes o a mejorar los tiempos de respuesta en la ayuda a los heridos

Como conductores, tarde o temprano, nos veremos envueltos en situaciones en las que tener un kit de emergencia en el vehículo nos será de gran utilidad para afrontarlas con seguridad. Entre las más comunes tendremos la reparación de pinchazos, averías mecánicas o accidentes, que aunque no estemos involucrados directamente tenemos obligación de parar y ayudar si nos encontramos con alguno.

El delito de omisión del deber de socorro, que no es exclusivo de las vías de circulación, está tipificado en el Código Penal, en su artículo 195 establece que “el que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”.

Si lo trasladamos a los vehículos, si eres el causante de un accidente y te das a la fuga te puedes enfrentar a penas de seis a dieciocho meses de prisión, y si además incurres en que has causado el accidente por una imprudencia la pena se podría extender hasta los cuatro años.

Aunque no existiesen esas penas, por un principio elemental de ayuda al prójimo, deberías detenerte y prestar tu ayuda si alguien sufre un accidente, la actuación inmediata resulta trascendental para evitar daños mayores. Piensa siempre que te gustaría que alguien te ayudase si algo te ocurre en carretera, la solidaridad entre conductores es fundamental para hacer nuestras carreteras más seguras.

Kit de emergencia del propio vehículos

Junto con el kit de emergencia los propios vehículos cuentan con sistemas de seguridad destinados a proteger a los ocupantes y a otros usuarios de la vía.

ABS, sistema antibloqueo de frenos

El sistema antibloqueo de frenos o ABS (Antilock Brake System, por sus siglas en inglés) sirve para evitar el bloqueo de las ruedas durante las frenadas de emergencia o en situaciones de baja adherencia de los neumáticos.

Esta es una situación típica cuando la calzada está mojada o hay hielo e intentamos detener el vehículo. El ABS logra evitar o minimizar la pérdida de estabilidad y el control de dirección.

Antes de que los coches incorporasen este sistema de frenado de emergencia, obligatorio en todos los turismos nuevos vendidos en Europa, los conductores debían frenar sin pisar el pedal a fondo para no bloquear los frenos, con este sistema hay que mantener accionado completamente el pedal de freno. Junto con el freno debe pisarse el pedal de embrague.

Sistema de asistencia a la frenada de emergencia

Es obligatorio en todos los coches vendidos en Europa y se encarga de detectar cuando el conductor realiza una frenada de emergencia asegurando que la deceleración del vehículo sea la máxima posible.

Al igual que ocurre con el ABS, pues funciona de forma combinada en los vehículos modernos, debe pisarse el pedal de freno a fondo para asegurar que su eficacia es la mejor posible.

Control de estabilidad

Este sistema compara al trayectoria del vehículo con la deseada por el conductor evitando la pérdida de control de vehículo al trazar curvas o realizar maniobras de emergencia.

Aunque sirve de ayuda en determinadas maniobras no evitará la pérdida de control del vehículo si se superan determinados límites físicos, la mejor recomendación sobre este sistema es que no se utilice para aumentar la velocidad, pues perderemos su eficacia si se plantea una situación de emergencia.

El control de estabilidad sólo funcionará adecuadamente cuando los neumáticos estén en buen estado y con la presión correcta, asegúrate de mantener tu vehículo de forma correcta.

A pesar de que cuenta con un botón para desconectar el sistema de control de estabilidad, está pensado para situaciones puntuales como quedarse atrapado en nieve o barro, por tanto no es recomendable tenerlo desactivado como norma general.

Indicador de presión de los neumáticos

Es un indicador que estará incorporado de algún modo, según cada fabricante, en el panel de instrumentación del vehículo y nos avisará cuando la presión disminuya del umbral mínimo recomendado. Esto nos ayudará a circular siempre con la presión correcta, manteniendo el funcionamiento del vehículo en las condiciones más adecuadas y evitando excesos de consumo.

Una correcta presión de neumáticos asegura un buen comportamiento dinámico del vehículo, por ello es importante revisar con frecuencia la presión de los neumáticos, independientemente de que se cuente o no con este indicador.

Un desgaste desigual de las gomas puede ser indicativo de que circulamos con una presión inadecuada. De forma periódica también debe vigilarse el estado de los neumáticos, la legislación impide circular con una banda de rodamiento menor a 1,6 mm. Los neumáticos cuentan con un indicador de desgaste que permite saber si la presión es inferior a ese valor, no esperes al último momento para cambiar los neumáticos, tu seguridad depende de ello.

Luces de circulación diurna

Este equipamiento se incluye dentro de nuestro kit de emergencia, que ya es obligatorio en los vehículos nuevos vendidos en Europa, aumenta la visibilidad del vehículo y se encienden cuando se arranca el motor con luces de bajo consumo.

Aunque su vehículo no disponga de luces de circulación diurna recuerde que es recomendable encender las luces durante la circulación de día, sobre todo durante el otoño y el invierno cuando las condiciones lumínicas son menores.

Sistema de cambio involuntario de carril

Aunque su penetración en el parque automovilístico todavía es baja, este sistema es realmente útil para mantener el vehículo en la trazada correcta. Así los cambios de carril por despiste del conductor o porque a éste le suceda algo que le impida maniobrar se subsanan en gran medida.

Los que hemos probado vehículos con este sistema vemos una gran utilidad en el mismo, sobre todo en vías como autopistas y autovías, donde mantener la trazada se vuelve monótono y aburrido provocando que el conductor se pueda despistar, y donde el vehículo recorre grandes distancias en un corto período de tiempo.

Frenada automática

El frenado automático, que ya incorporan muchos vehículos, detecta obstáculos en la vía informando al conductor mediante señales acústicas o visuales. Muchos de estos sistemas son capaces de actuar sobre los frenos y detener el vehículo en caso necesario si determina una trayectoria de colisión.

Avisador de uso del cinturón de seguridad

Avisa al conductor de que alguna de las plazas ocupadas no se está utilizando el cinturón de seguridad. El cinturón es uno de los sistemas de seguridad del vehículo que más impacto tiene en caso de accidente.

Su uso es obligatorio en los turismos tanto para conductor como para acompañante en todo tipo de vías. Su funcionamiento depende de su correcto abrochado y colocación.

Airbag

Aunque ya hace muchos años que los coches incorporan este sistema de seguridad en los últimos años han mejorado los tiempos de respuesta y la colocación de los mismos, repartiéndolos por varias zonas del habitáculo mejorando su eficacia.

Este sistema se activa ante una colisión inflando una bolsa de aire contra la que se apoyará el cuerpo de los ocupantes evitando que se golpeen contra las partes más duras del interior del coche. Funciona forma combinada con el cinturón de seguridad para hacer que el pasajero esté en la posición más adecuada ante el impacto.

Llamada automática eCall

Este sistema de emergencia tiene como objetivo ayudar a salvar vidas en Eruopa, a través de este sistema el coche detectará que ha sufrido un accidente grave y realizará una llamada automática al número de emergencias 112.

El sistema eCall utiliza una serie de sensores repartidos por el vehículo para determinar la gravedad el accidente, con esa información se generará un mensaje que será enviado al 112 junto con la información de posicionamiento del vehículo.

Hoja de rescate

Esta hoja debe formar parte de nuestro kit de emergencia del coche porque contiene todos los datos técnicos que los servicios de emergencia pueden necesitar para proceder al rescate en un formato estándar y válido en toda Europa.

La hoja de rescate se utiliza para liberar a personas atrapadas en el vehículo y se coloca en el parasol del asiento del conductor para facilitar el acceso a los servicios de rescate.

Luces de emergencia

Ante la inmovilización del vehículo en la vía, es necesario hacer uso de las luces de emergencia, que harán parpadear todos los intermitentes de forma simultánea.

Debemos activar las luces de emergencia ante cualquier inmovilización del vehículo en la vía que pueda suponer un peligro para el resto de usuario que circulan por esa vía.

Junto con las luces de emergencia debemos encender las luces de posición del vehículo entre la puesta y la salida del sol, y siempre que las condiciones climáticas, por falta de visibilidad, lo hagan aconsejable.

Kit de emergencia personal

En nuestro kit de emergencia mezclaremos elementos obligatorios, como los triángulos y chaleco, con otros que recomendamos que lleves a bordo del vehículo y que te resultarán de mucha utilidad para hacer frente a los imprevistos.

Triángulos de emergencia

El Reglamento General de Vehículos establece la obligación, en su Anexo XII, del uso de “dos dispositivos portátiles de preseñalización de peligro” conocidos técnicamente como V-16. Estos dispositivos se utilizarán para indicar que el vehículo se encuentra inmovilizado en la calzada o que su carga se encuentra sobre la vía.

Estos dispositivos se colocarán como mínimo a 50 metros de distancia y de forma que sean visibles, al menos, desde 100 metros, uno por delante y otro por detrás del lugar donde se encuentre el vehículo inmovilizado. En vías de un único sentido, o con mas de tres carriles, sólo será necesario colocar uno en la dirección en la que se aproximan los vehículos.

Chaleco reflectante

También es obligatorio portar en el vehículo un chaleco reflectante que cumpla la certificación establecida en el Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre.

El chaleco debe colocarse antes de salir del vehículo, por tanto es necesario llevarlo dentro del habitáculo, cuando debamos bajarnos en vías interurbanas, como por ejemplo cuando vamos a poner las cadenas de nieve. Es especialmente importante su uso para aumentar nuestra visibilidad por el resto de usuarios de la vía.

Rueda de repuesto

Debemos llevar una rueda de repuesto completa, o una de uso temporal, junto con las herramientas necesarias para realizar el cambio de rueda, que serán la llave para aflojar las tuercas y el gato para elevar el coche.

Como alternativa también se permite el uso de un sistema que pueda sustituirlo, como los kits antipinchazos, pero deben ofrecer las suficientes garantías para la movilidad del vehículo.

Extintor

No es necesario que lleves un extintor grande en el vehículo, pero contar con un pequeño extintor con el que puedas contener un pequeño incendio mientras llega la ayuda puede ser de gran utilidad.

Puedes encontrar extintores de polvo ABC en formatos de 2 kilos y un kilo por menos de 20€ y que pueden sacarte de un apuro en caso de fuego. Recuerda que debes realizar al revisión de los extintores en la fecha indicada o no servirá de nada llevarlo en el coche.

Martillo

No se trata de que lleves un martillo de obra, sino uno de esos martillos de emergencia que te permitirán romper la ventana en caso de que necesites salir con rapidez, por ejemplo si caes con el vehículo al agua (no sabes hasta que punto es complicado romper el cristal hasta que lo necesitas). Estos suelen traer un cúter incorporado con el que podrás liberar el cinturón de seguridad en caso de que no funcione el sistema de liberación.

Obviamente, lo mejor es que tengas este elemento dentro del habitáculo para que puedas cogerlo en caso necesario. De nada te servirá llevarlo en el maletero si te has caído al mar o a un lago, o si has sufrido un accidente y el desbloqueo del cinturón no te permite soltarte.

Botiquín

Es uno de los elementos que más nos van a ayudar en múltiples situaciones. Puedes comprar uno de esos botiquines para coche que incorporan hasta 200 elementos que nos será de utilidad antes situaciones de emergencia sanitaria, como taponar una herida.

Entre las cosas que tenemos que tener en el botiquín deberían estar tiritas, guantes, pinzas, tijeras, vendas, alcohol o pastillas genéricas para el dolor. Ten en cuenta que algunos de estos elementos son perecederos y tendremos que reemplazarlos cuando lleguen al final de su vida útil.

Linterna

Cuando sufrimos un accidente o una avería por la noche echaremos en falta una linterna si no hemos sido previsores y la hemos incorporado en nuestro coche.

Aunque actualmente la mayoría de los móviles incorporan una función de linterna, no está de más tener una linterna en el coche. La mejor opción es tener una linterna de carga manual, así evitaremos tener que estar pendientes de las pilas, seguro que aparecerá Murphy y cuando la necesitemos no tendrá pilas.

Juego de fusibles y lámparas

De esos elementos que nunca se sabe cuando van a fallar, y seguro que lo harán cuando menos oportuno resulta: los fusibles y las lámparas. Es conveniente llevar un juego de fusibles en el vehículo (con uno de cada tipo que necesitemos será suficiente) y conocer como deben reemplazarse.

También es conveniente llevar un juego de lámparas del tipo que use nuestro vehículo, antes era obligatorio pero se ha vuelto tan complicado cambiar algunas que es necesario disponer de un taller y conocimientos de mecánica para acceder al lugar donde están colocadas. A pesar de esto, es recomendable llevar un juego.

Pinzas de arranque de batería

Otro de los problemas más frecuentes en carretera es quedarnos sin batería, sobre todo en ambientes fríos. Aunque lo más frecuente es quedarnos sin batería tras un período prolongado de inactividad.

Las pinzas de arranque nos permitirán volver a poner en marcha nuestro vehículo para poder llevarlo a realizar su sustitución en un taller. Aunque en algunos lugares hay servicios de reemplazo de batería in situ que te llevan una batería y te la reemplazan donde te encuentres.

Kit de emergencia: Herramientas

No es necesario meter un taller en el maletero, pero un mínimo que nos permita cambiar alguna que otra pieza nos será de utilidad, como mínimo incluiría un destornilladores, llaves fijas y alicates.

Una manera muy práctica de tener este pequeño kit de herramientas de emergencia es comprar un maletín en bolsa de tela, que nos ayudará a ahorrar espacio en nuestro maletero, y que suelen tener todo lo que hemos comentado y del que echaremos mano en más de una ocasión. Tenemos maletines de estos por menos de 50€.

Elementos varios del kit de emergencia

Como veis tenemos un kit de emergencia para coche bien equipado, pero no podría estar completo si no incluimos algunas cosas que creo que son de mucha ayuda, sobre todo si vamos a salir a hacer kilómetros con nuestro vehículo.

Entre estos elementos tenemos que incluir: alambre, cuerda y bridas (muy útil para sujetar elementos que se han soltado), cinta aislante o cinta americana, cuerda de remolque y guantes.

Asistencia en carretera

A pesar de todo lo que hemos comentado, nunca está de más contar con un buen servicio de asistencia en carretera. En esas situaciones en las que no podamos hacer frente al imprevisto que nos surja podremos llamarles y nos ayudarán a reparar nuestro vehículo o bien remolcarlo hasta un taller.

La mayoría de los seguros de coche incluyen este servicio, es recomendable revisar las condiciones en las que la asistencia os prestará ayuda al contratar el seguro. También puedes contratar servicios de asistencia en carretera sin vinculación al seguro, algunos incluso sin vinculación al vehículo y que podrás usar sea cual sea el vehículo en el que viajes.

¿Qué hacer si presenciamos un accidente?

Lo primero es recordar nuestro deber de auxilio ante cualquier accidente, la omisión del deber de socorro está penado con prisión, aunque deberíamos hacerlo por un principio de ayuda al prójimo.

Lo siguiente es evaluar la situación, ¿hay personas ayudando? ¿Han avisado a los servicios de emergencia? Según la situación, lo siguiente será avisar al 112 para comunicar el accidente si no lo han hecho ya, ellos te darán pautas de como actuar según la situación y se encargarán de enviar la ayuda.

A partir de ahí intentaremos ayudar a los accidentados, si pueden valerse por si mismos, si tienen heridas, están atrapados, hay fuego, etc. Las situaciones son variadas, pero hay una premisa básica, no toques a los heridos si no sabes lo que estás haciendo, puedes agravar las lesiones.

Deja un comentario