La lucha por el mundial sigue viva

Tras la victoria de Sebastian Vettel de forma aplastante en el Gran Premio de Japon, la diferencia de puntos con Button se redujo a 16, y a tan sólo 2 con Barrichello, cuando restan sólo dos carreras para finalizar la temporada 2009. Eso ha avivado la lucha por el Mundial de Pilotos, a pesar de que Button tiene la ventaja suficienta para sentenciar el mundial en Brasil.

«Es una empresa difícil, pero yo creo en ella, sobre todo después de haber tenido a mi disposición un coche impecable, que rindió a la perfección en todas las condiciones, con cualquier tipo de goma y con mucha o poca gasolina a bordo», dijo Vettel, quien basa su ilusión en méritos propios y errores ajenos.

El Red Bull RB5 del alemán fue muy superior respecto de la mediocridad de la escudería Brawn, y en particular Button, quien terminó octavo, tras un fin de semana en que su imagen no pudo estar más lejos de la de un futuro campeón del mundo. «Digamos que las de Suzuka no fueron grandes jornadas para nuestros pilotos», dijo Ross Brawn tras la carrera del domingo.

La parábola de rendimiento de Button crea una curva descendente en la segunda parte del campeonato 2009 es clara, pues en las últimas ocho carreras logró 24 puntos y subió una sola vez al podio en el Gran Premio de Italia. A pesar de los malos resultados del inglés, sus rivales no lo han hecho mucho mejor, Webber ya se quedó fuera y Vettel y Barrichello fueron incapaces de acercarse significativamente.

El problema de esta extraña temporada es que ninguna escudería tiene un coche que sea bueno en todos los circuitos, sino que cada monoplaza se adapta como un guante a algunos trazados. Y como las diferencias entre el mejor y el peor coche se traducen en unas pocas décimas por vuelta, cuando alguien mejora un poco parece un abismo en la clasificación.

Sin embargo, Vettel parece con las energías de quién empieza el campeonato, aunque llega tarde. «Anticipé ayer que aquí obtendría el primero de tres triunfos consecutivos y cumplí, ahora confío en repetir en Brasil y en Abu Dhabi», afirmaba Vettel tras su victoria.

«Sé que es una empresa difícil, pero no imposible, sobre todo porque tengo a mi disposición un coche que está teniendo un rendimiento formidable, en cualquier condición que salga a la pista», subrayó con euforia el joven piloto alemán de Red Bull.

sebastian-vettel-libres1-silverstone«Estoy a 16 puntos de Button, pero si en Interlagos se repite lo que pasó hoy, con Jenson que debe esforzarse hasta para entrar en la zona puntos, vamos a llegar a una definición abierta en el cierre de Abu Dhabi», advirtió Vettel.

«Habría preferido tener más de dos carreras por delante, pero son sólo dos. Creo que tenemos un gran coche y debemos creer hasta el final. Debemos concentrarnos e intentar volver a ganar. Puede pasar cualquier cosa, el futuro está en manos de Rubens Barrichello y Jenson Button».

«Desde el box Red Bull, vía radio, me pedían calma, pero no era necesario, tan confiado estaba en el comportamiento del coche, después exploté de alegría tras la bandera a cuadros, porque tomé el triunfo como una revancha tras los malos resultados de las últimas carreras», concluyó.

Deja un comentario