Lorenzo logra la «pole», Pedrosa se cae y De Puniet sorprende

Los primeros entrenamientos oficiales de MotoGP del nuevo circuito de Silverstone se vieron marcados por la dura caída del español Dani Pedrosa, cuando luchaba con su compatriota Jorge Lorenzo por la primera plaza y con un sorprendente francés Randy de Puniet.

El piloto galo con una moto de un equipo privado llegó a estar al frente de la clasificación durante una buena parte de la tanda.

Finalmente, Pedrosa y De Puniet se fueron al suelo en las últimas curvas del giro final, en diferentes curvas y con diversas consecuencias porque el español tuvo que ser retirado en ambulancia, aunque posteriormente se le vio por los monitores del circuito entrando por su pie en la clínica del circuito, que acoge después de 24 años de ausencia el Gran Premio de Motociclismo de Gran Bretaña.

El español sólo sufre una contusión en la rodilla derecha y mañana tomará la salida. La moto quedó destrozada al chocar frontalmente con las protecciones.

El español de la Honda oficial dominó los entrenamientos oficiales al comienzo de los mismos, siempre con el francés pegado a él, tal y como ya había hecho en los entrenamientos libres de la mañana en los que se había impuesto Pedrosa. Lorenzo era tercero por delante del italiano Marco Melandri (Honda) y el australiano Casey Stoner (Ducati).

El galo y el español bajaron sus tiempos antes de que el líder del mundial hiciera 2:04.650 para desplazar al francés a la tercera plaza, con 2:04.806, mientras Pedrosa seguía al frente de la clasificación con 2:04.402 a 30 minutos para el final con Stoner en cuarta posición y el italiano Andrea Dovizioso (Honda), en la quinta.

Los otros tres españoles de MotoGP, Héctor Barberá (Ducati), Aleix Espargaró (Ducati) y Alvaró Bautista (Suzuki), eran entonces noveno, decimotercero y decimosexto, respectivamente.

Lorenzo y Stoner bajaron sus cronos e hicieron sendas vueltas por debajo de Pedrosa, pero fue el australiano el que por unos minutos desplazó al de Barcelona con 2:04.394. Jorge, por su parte, cada vez era más rápido, pero no lo suficiente para ser el mejor hasta que en su decimoséptimo giro, a 23 minutos para el final, marcó 2:04.163.

El francés volvió a la carga de nuevo y fue el primero en bajar a de 2:03.706 cuando sólo quedaban 15 minutos para que terminaran los entrenamientos oficiales.
Lorenzo y Pedrosa volvían a mejorar, pero no podían con el galo de la Honda privada que iba a vender muy cara su derrota.

El líder del Mundial tenía reservado un golpe de efecto. En una vuelta en la que en los dos primeros parciales ni siquiera mejoraba su tiempo personal, en el último tramo lograba rebajar el crono de De Puniet con 2:03.308 y su primera «pole» de una temporada en la que es el único piloto que ha sido capaz de repetir triunfo.

Fue entonces cuando Pedrosa se cayó en la curva de Brooklands y De Puniet en The Loop ante el asombro de los presentes, a los que recordaron la caída del italiano Valentino Rossi (Yamaha) hace dos semanas en el Gran Premio de Italia, donde se fracturó la tibia y el peroné.
(EFE)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario