El motor no es el único gran problema de Ferrari

Los problemas de diseño, que se suman a los de motor, parecen estar detrás del bajo rendimiento del SF1000 de esta temporada. El Ferrari se muestra mucho menos eficiente que sus rivales para mantener un buen paso por curva y ofrecer una baja resistencia en las rectas.

Para Sebastian Vettel ya está a punto de terminar la cuenta atrás para cerrar una etapa en Ferrari, con el Gran Premio de Bahrein 2020 se inician los tres fines de semana consecutivos que cerrarán la temporada 2020, las tres últimas carreras con la escudería alemana. Aunque está siendo una temporada complicada para el alemán, a pesar el podio en la última carrera las cosas no fueron nada fáciles esta temporada.

Relacionado: Horario y donde ver el Gran Premio de Bahrein 2020

La semana pasada Mattia Binotto, jefe de Ferrari, centrado en el trabajo en la fábrica, afirmó que el nuevo motor de Maranello se ve “muy prometedor”. Pero el tetracampeón cree que el problema del monoplaza de Maranello no está sólo en el motor, a pesar de los avances que se han logrado en este final de temporada, el coche también tiene deficiencias en comparación con los rivales.

“En términos de potencia del motor, perdimos algo de rendimiento en comparación con el año pasado. En cuanto al diseño, dimos un pequeño paso adelante”, dijo Vettel en declaraciones a la publicación brasileña O Glovo. “La temporada pasada, nuestro coche fue muy eficiente. Tuvimos mucha carga aerodinámica sin mucha resistencia. Este año tenemos más carga aerodinámica, pero también más resistencia, y eso es un gran problema”.

El acuerdo del motor con la FIA sigue siendo secreto

En 2019 la impresionante superioridad de la unidad de potencia de Ferrari sobre sus rivales levantó sospechas sobre posibles irregularidades. Tras una investigación de la FIA, a pesar de no poder demostrar ninguna irregularidad, se llegó a un acuerdo con Ferrari (cuyos detalles permanecen en secreto) para que el motor se mantuviese bajo unos parámetros estipulados por la entidad de control.

Y ese es el principal problema al que apunta Vettel, el monoplaza no mantiene un correcto balance entre la carga aerodinámica para el paso por curva y la resistencia que ofrece en las rectas. Por eso la velocidad en las rectas se ve seriamente comprometida frente a sus competidores y, como explica el piloto alemán, “es un gran problema”.

Además de los problemas que pueda tener el monoplaza de la escudería italiana está claro que esta temporada Sebastian Vettel no ha logrado encontrarse cómodo en el coche. A la vista está que su compañero Charles Leclerc ha logrado ser más rentable para el equipo, de los 130 puntos que suma el equipo sólo 33 los ha logrado el tetracampeón. El año que viene tendrá un comienzo fresco al volante del Aston Martin, actual Racing Point, y su sitio será ocupado por el piloto español Carlos Sainz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.