Pirelli considera atípicos los niveles de degradación en Montmeló

Neumaticos Pirelli 2011El suministrador único de neumáticos de la F1 Pirelli confía en que los equipos no tengan que prestar tanta atención a los neumáticos como ocurrió la semana pasada en Barcelona cuando se enfrente al Gran Premio de Australia 2013, la primera carrera de la temporada.

La elevada degradación que sufrieron en los entrenamientos de pretemporada provocó con que se especulase con la posibilidad de ver en la carrera de Melbourne muchas más paradas en boxes que las de la temporada pasada, pero Pirelli insiste en que lo visto en Montmeló no es representativo de lo que ocurrirá en los Grandes Premios de 2013.

«Los equipos experimentaron una degradación bastante alta en Barcelona», dijo Paul Hembery director de Pirelli Motorsport. «Las condiciones que tuvimos en Barcelona están lejos de ser típicas en el resto de la temporada, con un ambiente mucho más frío y temperaturas de pista por debajo de lo que se correrá incluso en un día de lluvia. Esto puso a los neumáticos fuera de sus rangos habituales de trabajo».

«Esto se unió a que los equipos todavía están haciendo grandes ajustes en la configuración de sus nuevos coches, por lo que vimos niveles de degradación que nos típicos», añadió Hembery. «Una vez lleguemos a Melbourne, los neumáticos deben estar dentro del rango previsto de trabajo, lo que hará desaparecer buena parte de esa inusual degradación que algunos equipos han experimentado».

Por las palabras del director de Pirelli debemos esperar que si las condiciones mejoran esta semana en Montmeló (del 28 de febrero al 3 de marzo los equipos probarán de nuevo en el último test de pretemporada) veamos una degradación mucho menor y a los monoplazas hacer tandas largas sin problemas con las gomas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario